Desde inicios de la declaración de pandemia por coronavirus (Covid-19) el Servicio de Urgencia del Hospital Puerto Montt (HPM) inició un programa de ampliación para enfrentar la demanda de atención por patologías respiratorias en pacientes adultos.

Es así que el espacio real con una línea de trabajo anterior a la pandemia, era de siete box de atención médica. Hoy día, con la ampliación, el servicio cuenta con 16 box de atención. Sin contar con todos los espacios de tratamiento para cada uno de los pacientes con enfermería y espacios físicos que se pueden destinar para otras patologías.

Ana María Garces, enfermera supervisora de Urgencia del HPM, destacó que, “una primera etapa fue proteger a los niños al mover la Urgencia Pediátrica al CAE. Posteriormente se movió la Unidad de Gineco-Obstetricia parta proteger a las embarazadas. Y esta tercera etapa, con la disposición del espacio, se pudo ampliar aún más la atención en el adulto. Y hoy día contamos con una línea de trabajo respiratoria, una línea de trabajo de atenciones médicas y, por otro lado, una línea de trabajo de pacientes quirúrgicos y traumatológicos”.

 

El otro hito importante es que hoy día también contamos con dos espacios para hacer categorización de demanda para los pacientes respiratorios, y por otro lado, un categorizador profesional que hace la evaluación de categorización de consulta médica y quirúrgica”, añadió Garces.

Al respecto, la directora del HPM, Dra. Mónica Winkler, manifestó que: “De acuerdo a la planificación que se ha hecho, hemos podido aumentar la oferta de box para atención de pacientes Covid-19 y pacientes no Covid-19; con sospecha respiratoria y no respiratoria. En particular en adultos, que es donde se espera observar un aumento importante de consultas”.

Esto, segregando la atención pediátrica hacia un sector completamente diferente del Hospital que es el edificio A. Y también cuidando a nuestras embarazadas llevándolas a otro sector en el mismo edificio Q donde siempre ha existido la Urgencia Maternal pero desplazándola varios metros más alejados. Estamos muy tranquilos que hoy día se pudo implementar una ampliación importante de la Urgencia de adultos”, comentó.

Más protección para funcionarios

En cuanto a la protección de los funcionarios la enfermera supervisora de Urgencia del HPM, sostuvo, junto a los EPP recurrentes en la atención de los pacientes, se distribuyeron escudos faciales para los turnos.

“Esto nace como una iniciativa desde el Equipo Directivo, Infectología e IAAS (Infecciones Asociadas a la Atención de Salud), donde se consideró la probabilidad de exposición que tienen todos los funcionarios de la Urgencia en los diferentes ámbitos de la atención. Se estimó que los escudos faciales son una buena medida de protección para funcionarios, tanto en la atención de pacientes respiratorios como pacientes de otras consultas; quirúrgicos o consultas médicas”.

La Dra. Winkler añade que, desde la perspectiva epidemiológica, “todavía la circulación viral en nuestra provincia no es tan elevada de acuerdo a la cantidad de casos que hemos observado. Sin embargo, los funcionarios de salud son lo más valioso con lo que contamos y, por lo tanto, también avanzamos en los elementos de protección personal para ellos. Siempre los hemos resguardado cuando atienden pacientes del área respiratoria o sospecha de Covid-19, pero ahora también les entregamos EPP para atención de pacientes en general”.

Print Friendly, PDF & Email