Una acción ante la Fiscalía Local de Ancud presentó la sanitaria ESSAL ante el hallazgo en el sistema de alcantarillado del sector aledaño a la calle Pudeto de esta ciudad, de vísceras de animal y otros residuos industriales, lo que constituye una situación irregular que pone en riesgo la salud de las personas.

La denuncia fue presentada por la sanitaria en el marco de requerimientos formulados por la comunidad sobre malos olores provenientes del alcantarillado, lo que fue corroborado por técnicos de ESSAL tras activar los protocolos definidos para estas denuncias, encontrando restos de salmón en grande cantidades.

El abogado de la Gerencia Jurídica de ESSAL, Alberto Manríquez, explicó que la presentación está dirigida a quienes resulten responsables por el delito de daños simples al sistema del alcantarillado: “Esta acción apunta a determinar los responsables de arrojar ilegalmente al sistema de alcantarillado residuos industriales orgánicos como vísceras de pescado y, a su vez, también evitar que estas situaciones se repitan a futuro porque afectan la calidad de vida de la comunidad, en este caso, por malos olores”.

Según el abogado, esta denuncia pretende establecer posibles daños en la infraestructura
sanitaria por la obstrucción por parte de terceros que afectan el correcto funcionamiento del sistema de alcantarillado, como asimismo otros efectos negativos en la gestión sanitaria de las aguas servidas.

El gerente de Operaciones de ESSAL, Orlando Salgado, añadió que en conformidad con los
protocolos se aplicaron procedimientos en coordinación con el área de seguridad de la compañía, procediéndose a retirar los residuos en cuestión además de limpiar y sanitizar las áreas afectadas para evitar problemas sanitarios en la comunidad: “Estas situaciones implican un grave riesgo sanitario para la comunidad.

Nuestro alcantarillado no está diseñado para recibir residuos industriales ni menos vísceras de pescado. Anteriormente hemos tenido problemas de obstrucciones por el mal uso que se da al alcantarillado, lo que termina en rebalses de aguas servidas en la vía pública y en los domicilios”.

Por último, el ejecutivo de la sanitaria formuló un llamado a las empresas a ser responsables con la comunidad y el Medio Ambiente, respetando la normativa sanitaria y ambiental que rige para las actividades industriales.

Print Friendly, PDF & Email