En el año 2016, la Orquesta de Cámara de Valdivia, la Sinfónica de La Serena, la Orquesta Clásica del Maule, la Orquesta Sinfónica de Concepción, la Orquesta Marga Marga y la Orquesta Filarmónica de Temuco, obtuvieron por primera vez financiamiento por parte del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio para la realización de sus temporadas y extensión, con el fin de descentralizar el desarrollo de la música nacional. Ese financiamiento se ha mantenido por los siguientes cuatro años, sin embargo, hoy, se ven enfrentados a la noticia de una posible reducción del presupuesto para el año 2021.
Frente a este nuevo escenario, la Directora Ejecutiva de la Orquesta de Cámara de Valdivia, Dominique Thomann, manifiesta una constante preocupación por el anuncio de esta disminución del presupuesto, pero declara que junto a las otras orquestas regionales han intensificado sus reuniones, debido a que una reducción presupuestaria podría significar difíciles desafíos para el próximo año.
“Entre orquestas siempre ha existido un diálogo y una unión, pero con los desafíos que hemos tenido por la pandemia intensificamos nuestro mutuo apoyo, y también comenzamos a conversar más activamente cuando recibimos la noticia transversal de una posible reducción del presupuesto para el próximo año, donde el mejor escenario, pero no el ideal, es la reducción del 10%. Frente a esa noticia comenzamos a tomar acciones conjuntas, obteniendo los argumentos de por qué este recorte es tan complejo, sobre todo porque es contrario al espíritu de querer buscar soluciones a todos los problemas que nos ha traído la pandemia”, declara Dominique.
La situación en la OCV
La Orquesta de Cámara de Valdivia fue creada en el año 2010 y es un cuerpo artístico profesional de tiempo completo dependiente de la Universidad Austral de Chile, la orquesta anualmente realiza una temporada principal en Valdivia y una importante labor de extensión que incluye conciertos escolares, conciertos en comunas e intervenciones pedagógicas en escuelas de toda la Zona Sur.
La OCV mantiene una larga tradición en cuanto al trabajo que realiza, tiene más de 95 actividades anuales, durante el año 2019 estuvo en alrededor de 12 comunas a nivel regional en la Zona Austral del país y hubo más de 1.900 beneficiarios escolares, realizando más de 30 actividades para escolares en el año. El recorte presupuestario no solo afecta a la orquesta, sino también al trabajo que la OCV realiza con la ciudadanía año tras año, además, se podría traducir en cambios en la estructura que tiene una orquesta, o en la programación artística que esta pudiera ofrecer.
Frente a lo anterior, la Directora Ejecutiva de la OCV cuenta que “estamos convencidos de que la música que hacen nuestras orquestas contribuye al bienestar de todas la regiones y de todas las personas. Por ejemplo, solo en Valdivia la orquesta alcanza a más de 12.000 personas al año, entonces el recorte va muy en contra de apoyar en un momento tan complejo como este a la población de nuestras regiones”.
Además, agrega que “como Orquesta de Valdivia nuestro mayor temor siempre está en que la orquesta no pueda seguir funcionando, nosotros por suerte contamos con el respaldo de la Universidad Austral, quienes nos acogen en sus dependencias y brindan su constante apoyo. Sin embargo, un recorte presupuestario nos hace pensar en que debiéramos de ajustar por algunas partes. Y, el mayor desafío es cuando en una obra necesitas diez músicos y no la puedes tocar con ocho porque la obra en si está escrita para diez”.
“Debido a la actual situación en la que nos encontramos, nos hemos reinventado, entregando nuevos contenidos de programación a través de nuestras plataformas digitales, con el fin de continuar llegando a nuestro público. Sin embargo, debido a la actual situación no hemos podido programar conciertos con público, es decir, no tenemos el ingreso de nuestra venta de abonos. Por otra parte, nos encontramos con el escenario en que resulta más complejo encontrar nuevos auspiciadores y no pensamos que el próximo año sea distinto, ya que no vemos en el corto plazo abrir la sala al público, entonces la noticia del MINCAP nos pega doble sobre el actual escenario que hemos tenido que vivir por la pandemia”, manifiesta.
Para Thomann, el siguiente paso es traspasar el valor que tiene el trabajo que hacen los músicos de las orquestas regionales y buscar no sufrir ninguna rebaja en el presupuesto. “Nosotros esperamos poder mantener la glosa, porque también entendemos que cuando hay una rebaja en el presupuesto, muchas veces esta rebaja se mantiene. Esperamos seguir entregando nuestros conciertos al público en sus casas, a los estudiantes mediante los conciertos escolares digitales y continuar acompañando a todos los integrantes de la familia OCV, de la misma forma en que hemos venido haciéndolo, desde antes y durante la pandemia. Nuestra petición no consiste en pedir más, sino en que logremos mantener el presupuesto actual”, enfatiza la Directora Ejecutiva de la OCV.
Print Friendly, PDF & Email