Una de las medidas adoptadas por las autoridades para frenar el avance del Covid-19 en Chile fue la suspensión de clases en todos los establecimientos educacionales de nuestro país, hecho que modificó en gran medida los escenarios en los que habitualmente los niños se desenvuelven, quienes hoy deben pasar todo el día en sus hogares.

Por ello, es muy importante que los padres o familiares a su cargo estén muy pendientes de las actividades que los niños realizan en casa, sobre todo en sus tiempos libres, evitando accidentes domésticos durante estos días de confinamiento para no tener que acudir a unidades de urgencias que por estos días están enfocadas en la atención de pacientes Covid-19.

Rodrigo Beltrán, Director de Carrera de Kinesiología UDLA Sede Viña del Mar, Diplomado en Neurokinesiología Pediátrica y en Salud Mental Perinatal, comenta que “los niños en casa pueden verse expuestos a peligros que pueden generar lesiones de distinta gravedad o efectos negativos para su salud, como caídas, golpes, lesiones traumatológicas, cortes, electrocución, entre otros, por lo que es muy importante que sus cuidadores tomen medidas que eviten estos accidentes, considerando acciones que van desde las más simples, como la educación, hasta las complejas como intervenciones estructurales”.

El académico menciona que entre los accidentes más frecuentes que pueden tener los niños en sus hogares están las caídas de camas, muebles, árboles, bicicletas, scooter; electrocución, ahogamiento, quemaduras, golpes en muebles, cortes con vidrios, entre otros.

“Los niños y niñas entre los 10 y 18 meses, cuando inician sus primeros pasos, comienzan a descubrir el entorno del hogar, por ende, son los que sufren mayor cantidad de lesiones, siendo las causas de mayor frecuencia, caídas, quemaduras y envenenamiento”, dice el kinesiólogo, quien detalla que los accidentes en niños por lo general ocurren porque estos exploran su entorno con el fin de aprender y desarrollarse, porque de acuerdo a la edad no saben distinguir entre lo divertido y lo peligroso, porque el entorno que está conociendo no siempre cuenta con lugares seguros y porque es difícil determinar lo que un niño es capaz de hacer, son impredecibles.

¿Cómo proteger a niños y niñas y evitar accidentes caseros?

  • La prevención es lo más importante en la seguridad infantil, es posible evitar que niños se lesionen.
  • Enséñeles a tener cuidado con el ejemplo.
  • Explíqueles lo que es peligroso, lo que no es y el porqué.
  • Lo que se puede hacer, lo que no se puede hacer, y el porqué.
  • Repita las explicaciones las veces que sea necesario.
  • Recuerde los consejos cuando se les olvide.
  • Refuerce la comprensión de los niños y niñas de las situaciones peligrosas.
  • Acompañe en todo momento las actividades de los niños y niñas bajo su responsabilidad.
  • Evaluar cuál es la disposición más apropiada de los muebles en casa, para evitar golpes es puntas de estos, caídas. Idealmente, separarlos y arrinconarlos dejando libres espacios para transitar y jugar.
  • Enseñar que la cama es un lugar para dormir, por lo que saltar y jugar en ella puede ser peligroso.
  • Usar protectores de muebles (esquinas), cierres o topes especiales para sus puertas, disponibles en el comercio.
  • Usar en todos los enchufes protectores para evitar electrocución.
  • Cocinar en quemadores posteriores de la cocina y esta a su vez debe estar empotrada a la pared.
  • Utilizar los envases originales de elementos de limpieza y de alta toxicidad, y dejarlos fuera del alcance de los niños.
  • Hervidores eléctricos deben estar en altura con contención correcta, evitando posibles derrames de agua hervida.
  • Las estufas deben estar en zonas que no sean de alto tránsito, con protección y lejos de los lugares en que los niños frecuentan.

Print Friendly, PDF & Email