Un total de 104 sillas de ruedas de la marca “Wheelchair” y 4.875 frazadas serán entregadas dentro de los próximos días por parte del Servicio Nacional de Aduanas a la Organización No Gubernamental “Ríos de Elim” de San Antonio, que agrupa  a familias y comunidades que viven en riesgo social y promueve el desarrollo de niños de sectores vulnerables con deficiencias cognitivas, en lo que constituye el final de una cadena gestiones y voluntades entre diversos organismos, que culmina  con la entrega de los elementos a quienes más lo necesitan.

Estas donaciones son posibles gracias a los procesos de modernización que ha impulsado Aduanas y que permiten, cumplidos todos los requisitos de procedimiento,  entregar mercancías  a instituciones sin fines de lucro.

El Subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, indicó que “en momentos complejos como los que estamos enfrentando, es fundamental que todos los servicios públicos hagan sus mayores esfuerzos por utilizar todas las herramientas legales disponibles para ayudar de forma efectiva a los grupos más vulnerables. Aduanas cuenta con un mecanismo legal que le permite realizar donaciones por lo que celebramos  el destino final de dichos implementos”.

Por su parte, el Director Nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, destacó en este caso la colaboración interinstitucional. “La Gobernadora de San Antonio, Gabriela Alcalde, nos informó la necesidad que había por parte de una agrupación de la provincia  que requería este tipo de implementos, por lo que nuestros funcionarios de la Aduana de San Antonio y de nuestra Subdirección Jurídica, trabajaron en gestionar esta donación, la que se concretará en los próximos días.”

Las 4875 frazadas ingresaron  al país el 2017. En el momento fueron incautadas por aduanas, al tiempo que se presentó  la denuncia ante la Fiscalía local al constituir el delito de contrabando, por haber eludido el pago de los derechos, sin que el importador haya solicitado su devolución.

En el caso de las sillas de ruedas, las 104 unidades nuevas, en su correspondiente empaque, ingresaron al país en septiembre del año pasado sin que se realizara su proceso de importación, por lo que, cumplidos los plazos, se presume su abandono.

La Administradora de la Aduana de San Antonio, Silvia Mack, señaló que “estamos muy contentos porque sabemos que estos implementos llegarán en un momento de muchas necesidades y de que serán bien gestionados por la organización receptora.”

Print Friendly, PDF & Email