Un total de 63 alumnos de dos escuelas rurales de la comuna, participaron de clínicas de básquetbol ofrecidas por la empresa eléctrica, junto a equipos que son parte de la Liga Saesa.

Estudiantes de 5° a 8° básico de la Escuela Olinda Bórquez de Puyán y la Escuela de Quilquico, pudieron disfrutar de esta disciplina en compañía de Club San Francisco y Deportes Castro, respectivamente.

Javiera Fontecilla, jefa del área de Servicio al Cliente de Saesa en Chiloé, explicó que “esta iniciativa surge de dos programas de vinculación con la comunidad: Liga Saesa, que ya es reconocida a nivel nacional como formadora de deportistas, y Escuela con Energía que busca ser un aporte en el proceso educativo, y nos llena de satisfacción poder compartir con los niños.”

“Estas clínicas de básquetbol que podemos realizar en conjunto con los equipos de Deportes Castro y San Francisco, nos permitió llevarles a estos niños y jóvenes un momento de distracción y actividad física, que es uno de nuestros compromisos con la comunidad”, agregó la ejecutiva.

Los entrenadores de ambos clubes expresaron su satisfacción por tener la oportunidad de compartir con los escolares, tal como lo indicó Ricardo Leiva del Club San Francisco, que en marzo cumple su tercer año en la Liga.

“La actividad es una clínica para todos los niños de 5° a 8° básico para mostrarles un poco la vivencia de nosotros como club y enseñarles a ellos y demostrarles cómo se pasa bien con el deporte en un ambiente sano”, dijo el deportista.

En tanto, el entrenador de Deportes Castro, Cristián Santander, sostuvo que “esta es una actividad social junto a Saesa que tiene que ver con desarrollar el básquetbol en distintos lugares, en distintas escuelas, algo muy bonito para nosotros como equipo de colaborar con la difusión del baloncesto, con la práctica del deporte, ojalá nuevos niños se incorporen al básquet o a cualquier práctica deportiva.”

Por su parte, las directoras de estos establecimientos educacionales, se manifestaron agradecidas con la empresa eléctrica y el apoyo entregado por los equipos castreños.

“Es un ejemplo para el resto de las empresas privadas creo que no solamente debería tener esta iniciativa, sino que todas las que están inserta en nuestra comuna, asique estamos muy contentos, porque la escuela Olinda Bórquez de Puyán siempre está propiciando estas redes de apoyo”, indicó Jacqueline Esquivel.

Andrea Teiguel, agradeció “públicamente la gestión de Saesa por la importancia que tiene para nuestra Escuela Rural de Quilquico el que se generen este tipo de espacios de aprendizaje, de intercambio en especial a través del deporte una experiencia que sin lugar a dudas va a ser inolvidable para nuestros niños.”

Pero, quienes más agradecidos están son los niños y jóvenes que participaron de estas clínicas, tal como lo expresara el alumno de la escuela de Puyán, Bastián Uribe, quien valoró “lo emocionante de pasar este tiempo con mis compañeros, aprender otras cosas y disfrutar.”

Print Friendly, PDF & Email