Jean Paul Azaro, Director de ADIMECH 

En el mundo corporativo, el anglicismo “Compliance” hace referencia al cumplimiento normativo, en otras palabras, a los sistemas o mecanismos que tienen las compañías para monitorear sus controles internos y autodetectar potenciales infracciones. En los últimos años, la aplicación de conceptos como Compliance, autorregulación y ética en el sector salud, se ha tornado especialmente relevante, con el fin de evitar prácticas que pudieran influenciar y direccionar la prescripción o utilización de determinados productos o servicios.

La Asociación de Dispositivos Médicos de Chile (ADIMECH), entidad gremial que reúne a las empresas más innovadoras del sector, en 2019 lanzó su Código de Conducta y Ética para regular las interacciones entre las compañías socias y los profesionales de la salud, con los más altos estándares éticos y de transparencia, y manteniendo un apego estricto a las disposiciones legales y reglamentarias. El Código de ADIMECH regula desde la educación sobre productos y tecnologías médicas, apoyo en conferencias educativas, reuniones comerciales y científicas, becas de investigación, hasta la prohibición de regalos y organizar actividades de recreación y esparcimiento a terceros.

En plena pandemia a causa del Covid-19, el tema ético ha adquirido especial relevancia para la industria de dispositivos médicos, cuyo rol ha sido y sigue siendo fundamental en la atención de pacientes graves de coronavirus. Por ello, las empresas que pertenecen (o quieren pertenecer) a ADIMECH, además de contar con un Código de Conducta propio, deben adherirse al de la asociación con el objeto de elevar el estándar ético de la industria.

En este sentido, creemos indispensable educar y capacitar sobre el Código de Conducta y Ética, tanto a los trabajadores de compañías de dispositivos médicos como a los profesionales de la salud, de manera de reforzar un actuar ético y transparente en beneficio de los pacientes.

Print Friendly, PDF & Email