El ministro de Educación, Raúl Figueroa, y más de 300 personas de todas las regiones de Chile participaron del Ciclo de Diálogos Rurales Santiago no es Chile, organizado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura junto a Desafío Levantemos Chile y EducAraucanía. “En la medida en que las condiciones sanitarias lo permitan, el retorno a clases presenciales es muy relevante: es una razón de equidad y de justicia”, dijo el ministro.

Actualmente Chile tiene 3.393 escuelas rurales, equivalentes al 30% del total de establecimiento del país, con una matrícula de 275.256 estudiantes. Si bien por diversas condiciones la ruralidad es muy particular por su localización, entorno e identidad, entre otros, el ministro señaló que “la educación rural no debiese tener una aproximación diferente respecto a los desafíos de la educación general y de lo que se espera tanto de profesores como de alumnos, en cualquier escuela de Chile”. Esto en el marco de un nuevo capítulo de los Diálogos Rurales “Santiago no es Chile” en el que participaron la directora de Odepa, María Emilia Undurraga; el jefe de regiones y emergencias de Desafío Levantemos Chile, Askaan Wohlt; la directora ejecutiva de la fundación EducAraucanía, Paula Pinedo; y el académico de la Universidad de Playa Ancha, Carlos Moreno.

“La educación es la principal herramienta de política pública que permite a todos acceder a mejores oportunidades y alcanzar el máximo de sus propias potencias”, señaló el titular de Educación, y en esta línea, valoró la labor que se está realizando desde el Ministerio de Agricultura con la coordinación de la implementación de la Política Nacional de Desarrollo Rural y, en específico, con la mesa técnica de Educación Rural que se conformó con más de 50 representantes de diversas organizaciones para identificar los principales desafíos y oportunidades en este ámbito y desarrollar propuestas para abordarlos: “La labor que se está realizando desde ambos ministerios, con la participación de actores del mundo privado y la sociedad civil, apunta a cómo somos capaces de poner el foco en el aprendizaje de los niños, cómo construimos redes que permitan suplir las falencias estructurales del mundo rural, y cómo somos capaces de articular a los actores para un camino de mejores oportunidades”.

Para el académico de la Universidad de Playa Ancha y ex presidente de la Red chilena de Universidades por la Educación Rural, Carlos Moreno, Chile tiene hoy una oportunidad histórica en materia de educación rural: “La Política Nacional de Desarrollo Rural nos pone en una situación excepcional de desarrollo de la educación rural, que forme gente para el desarrollo al que aspiramos para sus habitantes, para que puedan tener las mismas oportunidades que quienes estudian en las ciudades. Los habitantes rurales también tienen derecho a que sus niños aprendan”. Por su parte, Paula Pinedo destacó al estudiante rural: “Son más de 275 mil niños de puro talento en potencia, que lo único que tienen distinto respecto a otros estudiantes es su condición de ruralidad”. Mientras que para el director de regiones y emergencias de Desafío Levantemos Chile, Askaan Wohlt, la normativa de construcción de escuelas rurales es un tema central y así se lo manifestó al ministro: “Entendemos que buscan tener un estándar muy alto, pero la realidad de las escuelas es mucho más baja, lo que dificulta hacer proyectos nuevos”, haciendo un llamado a que el ministerio de Educación pudiera facilitar los donativos de privados para la construcción de escuelas.

Un tema que ha dado mucho que hablar el último tiempo es el retorno a clases en medio de la pandemia por el COVID-19, donde se ha dicho que las escuelas rurales serían las primeras en regresar. Sin ir más lejos, en la Isla de Pascua ya hay un plan de retorno para los primeros días de julio, “porque en la isla se dan las condiciones sanitarias para volver”, según palabras del ministro. Pese a ello, fue muy claro respecto a la situación nacional: “La vuelta a clases presenciales se dará en la medida que las condiciones sanitarias lo permitan. Esto no significa, por definición, que el mundo rural será el primero en retornar, pues solo lo harán aquellas comunas rurales que cumplan con las condiciones sanitarias para hacerlo”.

En relación a los alcaldes que han hecho llamados a no pensar aún en un retorno presencial, dijo que “es muy irresponsable, especialmente de las autoridades comunales, decir que no se va a volver a clases, cuando aún faltan 7 meses para terminar el año”, agregando además que “en la medida que se pueda volver a clases es importante hacerlo, porque de lo contrario la brecha que se genera como consecuencia de la suspensión de clases es muy fuerte”. Finalmente, el ministro Figueroa hizo un llamado a los niños a que “en estos tiempos difíciles no le pierdan el gusto a seguir aprendiendo. Sabiendo que estamos en una situación compleja, hay algo común, que es que el ser humano tiene una vocación por aprender, y esa vocación hay que mantenerla viva. Aprovechen esta oportunidad para aprender, crecer y desarrollarse al máximo”.

El Ciclo de Diálogos Rurales “Santiago no es Chile” continuará el próximo jueves 2 de julio, a las 18.00 horas por el canal de YouTube de Odepa, y tendrá como invitada a la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés; al director ejecutivo de Balloon Latam, Sebastián Salinas; al cantor a lo poeta, Arnoldo Madariaga; y a la directora ejecutiva de la Fundación Lepe, Natalia García Huidobro, quienes conversarán sobre cultura, identidad y patrimonio rural.

Puedes revisar la transmisión completa aquí: https://youtu.be/lKAb9iYcKNY

Print Friendly, PDF & Email