Medio ambiente. Municipio cumplió con los requisitos para la obtención de la Certificación Ambiental, lo que le permitirá instalarse en el territorio como modelo de gestión ambiental.

Una gran noticia para la ciudad recibió la Municipalidad de Puerto Montt de parte del Ministerio del Medio Ambiente, que informó que la casa edilicia cumplió con los requisitos obteniendo la Certificación Ambiental Municipal.

Vale destacar que el Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM) es un sistema de carácter voluntario, otorgado por el Ministerio de Medio Ambiente, que permitirá al municipio instalarse en el territorio como un modelo de gestión ambiental, donde la orgánica municipal, infraestructura, personal, procedimientos internos y los servicios que presta a la comunidad, integren el factor ambiental en su quehacer.

La certificación ambiental obtenida corresponde al nivel básico. Este año se comenzará a trabajar en los nuevos objetivos que plantea la postulación al nivel medio. En ese contexto, es relevante mencionar el trabajo colaborativo que sostuvo la Municipalidad de Puerto Montt a través de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato (DIMAO) en conjunto con la ciudadanía, en el desarrollo de la primera etapa para obtener el nivel básico.

Así destacó Pablo Triviño, encargado de Medio Ambiente de DIMAO, que agradeció a las comunidades, tanto rurales como urbanas, que se sumaron a la iniciativa.

“Hoy podemos informar a la comunidad que por fin la Municipalidad de Puerto Montt tiene una certificación ambiental, que es el primer paso para seguir avanzando y seguir obteniendo más logros en post del cuidado del medio ambiente y desarrollo sustentable que tanto necesita nuestra comuna”, expresó.

El fruto de este trabajo, que duró más de un año junto con la comunidad, permitió generar un diagnostico socio-ambiental de la comuna, así también como la conformación del Comité Ambiental Municipal (CAM) y el Comité Ambiental Comunal (CAC) entre otros requisitos.

LOGROS DEL MUNICIPIO AL CERTIFICARSE AMBIENTALMENTE

– Empoderamiento de las unidades ambientales municipales.

– Prestigio y reconocimiento institucional frente a la comunidad.

– Participación activa en el cuidado del medio ambiente.

– Fomento a la educación ambiental formal y no formal.

– Eficiencia hídrica y energética en las dependencias institucionales.

– Fomento al reciclaje y en la gestión de residuos.

– Capacitación funcionaria y comunitaria en temas ambientales.

– Asistencia técnica y apoyo de servicios públicos.

– Apoya la planificación ambiental municipal.

Print Friendly, PDF & Email