El pasado 24 de febrero tuvo lugar la ceremonia pública para despedir a Kobe Bryant en la ciudad que disfrutó de toda su carrera como baloncestista. Hablamos, como no, de Los Ángeles y del pabellón que le encumbró, el Staples Center. Una fecha que no fue elegida por casualidad. El 24 era el dorsal que lució en la segunda mitad de su carrera (2006-2016) y febrero, el número ‘2’ del año, se eligió en honor al número que vestía en su camiseta su hija también fallecida en el accidente de helicóptero, Gigi Bryant.

La relación de Kobe Bryant con Chile

Durante las semanas posteriores al fallecimiento de Kobe Bryant se han escrito muchas cosas en prensa acerca de los pormenores de su vida y de su carrera deportiva. Sin embargo, lo que no muchos saben es que el malogrado ex baloncestista tenía un muy buen dominio del español. Incluso se le pudo ver en vida hablando el idioma en una visita a las instalaciones del FC Barcelona.

Es cierto que Kobe pasó parte de su infancia en Italia debido a que su padre, también jugador, pasó allí parte de su carrera deportiva. Esto le sirvió, según contaba en vida, para familiarizarse con los idiomas con raíces latinas. Sin embargo, la verdadera que razón que le motivó a aprender español fue el vínculo afectivo con su esposa, Vanessa Laine. La ex modelo y madre de los cuatro hijos de Bryant es hija de padres mexicanos.

Por ello, y en su afán por agrada a su suegra, el mítico ex jugador de Los Ángeles Lakers se aficionó a ver junto a ella y su mujer los programas de televisión chilenos ‘Sábados Gigantes’ y ‘La Madrastra’. Él mismo argumentaba que ambos seriales le habían servido para perfeccionar su dominio del idioma de una forma más amena y divertida. Sin duda, este también es uno de los detalles que permitieron a Kobe Bryant ser uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos.

La simpatía de Kobe Bryant hacia América Latina

Con los años, Kobe Bryant pasó bastante tiempo en diferentes países de América Latina. Su favorito, algo evidente teniendo en cuenta la ascendencia de su esposa, era México. De hecho, fue el destino que eligió para celebrar en 2018 su 40 cumpleaños. Un viaje que Vanessa también ha rememorado a través de las redes sociales durante los días posteriores al fallecimiento de la estrella.

Sin duda, Kobe había aprovechado los años posteriores a su retirada para hacer todas aquellas cosas que no había podido durante su carrera. Y es que, para ganar 5 títulos de campeón de la NBA, ser el 4º anotador histórico de la competición y resultar elegido como miembro del All Star Game en 18 ocasiones, hay que dedicar mucho tiempo al baloncesto.

Lamentablemente, y para desgracia de todos los aficionados del baloncesto, Kobe Bryant se ha ido demasiado rápido. Desde Chile y desde toda América Latina se le ha rendido y se le seguirá rindiendo tributo a una figura que se ha convertido en el símbolo de toda una generación.

Print Friendly, PDF & Email