Este Domingo 31 de mayo, se cumplen 21 años desde la primera vez que se celebró el Día del Patrimonio Cultural en Chile, una conmemoración anual instaurada en 1999 y coordinada por el Consejo de Monumentos Nacionales, cuya finalidad es permitir a la ciudadanía conocer y valorar el patrimonio cultural, histórico y arquitectónico nacional.

En estos tiempos en que aumenta cada vez más la tensión entre el mundo globalizado y la nostalgia por recuperar el tiempo perdido y olvidado, surge la necesidad de la ciudadanía de proteger y conservar aquellos saberes y lugares naturales o culturales que nos parecen propios, nuestro patrimonio.

La comuna de Puerto Montt constituye una zona rica en recursos naturales y culturales, caracterizados por un ambiente donde confluyen el bosque siempre verde y el océano Pacífico. Este espacio geográfico se ha constituido en un área de diversidad cultural que se remonta desde los primeros pobladores del continente con evidencias de ocupación desde al menos 13.000 años antes del presente, en el sitio de Monte Verde.

Lo anterior, complementado con una visión de desarrollo donde la identificación con el territorio reúne a sus habitantes en torno a intereses comunes permitiendo la colectividad y cooperación en las relaciones. De esta forma las características naturales y culturales del territorio garantizan el desarrollo sustentable a largo plazo desde el punto de vista social, económico y ambiental.

Pareciera entonces que las Instituciones de Educación Superior de Puerto Montt debiéramos dirigir nuestros esfuerzos en dar a conocer nuestro patrimonio para ayudar así a enamorarnos de él, pues hoy más que nunca, necesita ser querido, para lograr protegerlo y conservarlo.

En ese sentido como Corporacion Puerto Montt Superior, esperamos que las comunidades contemporáneas valoren su patrimonio y lo reconozcan como parte de sus identidades, desarrollando una mirada critica y reflexiva, que los haga protagonistas de procesos participativos para la conservación, resguardo y protección de este.

Cuando el patrimonio da sentido de identidad y pertenencia al territorio del que formamos parte, pasa a ser una expresión del “buen vivir” que se expresa en querer heredarlo y legarlo a las generaciones futuras.

Gabriela Navarro Manzanal, Encargada de Extensión Científica, Universidad Austral de Chile, Sede Puerto Montt

Print Friendly, PDF & Email