La ingesta de estos cortes se ha visto impulsada por quienes buscan productos más económicos, sanos y con menos grasa, como el pollo y el pavo.  

·         Nutricionista de UDLA y psicóloga de PsicologíaChile.cl explican los beneficios de consumir carnes blancas para cuidar nuestro organismo.

 

Para muchos el encierro originado por la cuarentena en contexto Covid-19, genera un aumento de la ansiedad y, por consiguiente, de las ganas de comer más de la cuenta, consumiendo productos con un alto contenido calórico. Por lo mismo, hay quienes han puesto una alerta en su alimentación, preocupándose por evitar subir de peso, a través del consumo de carnes blancas, como el pollo o pavo, proteínas que contienen un reducido aporte en grasas.

“A lo anterior se suma el contexto de incertidumbre económica actual provocado por la pandemia, ya que, con el aumento de cesantía del país, baja el dinero disponible para la compra de carnes de precios más elevados y la gente se va cambiando de vacuno a cerdo, de cerdo a pollo y de pollo a cecinas”, es una tendencia general que se ha visto en épocas de crisis social”, sostiene Catherine Escobar, gerente comercial de la cadena El Carnicero “Maestro en carnes”. Según la ejecutiva, el precio conveniente y la baja presencia de grasa son factores que inciden que en que estos tipos de carne sean preferidos por los consumidores.

También la profesional añade que “según la participación de ventas en kilos, en el período que va de marzo a mayo de 2020, versus mismo período 2019, el peso de aves en la venta ha aumentado casi un 10%, al igual que fiambrería, mientras que el vacuno bajó un 4% y cerdo casi un 18%. Todo lo anterior en volumen. Es decir, si las aves tenían una participación de un 25% en el volumen de ventas de 2019, este año aumentó a casi un 30% (28%) del total de kilos vendidos promedio”.

Beneficios para la salud física y emocional

De acuerdo a Evelyn Sánchez, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de Universidad de Las Américas, “las carnes blancas presentan un elevado contenido de proteínas de alto valor biológico que cumplen un importantísimo rol estructural para el organismo. Se diferencian de las demás debido a que en su composición destaca la porción magra, con un aporte de grasa notablemente reducido, cercano al 10%, lo que las hace ser digeridas más fácilmente y contribuir a mantener valores de lípidos sanguíneos adecuados” explica.

Por su parte, Andrea Rojas Trincado, psicóloga clínica y Cofounder de PsicologíaChile.cl, explica que “como bien se sabe, somos lo que comemos, y llevar una alimentación sana no solo nos ayuda a vernos bien si no que también a sentirnos mejor. Cada vez hay más conciencia de cómo lo que comemos nos afecta en nuestro estado emocional. La gestión de las emociones afecta nuestro plan dietético, por lo cual la motivación juega un papel importante a la hora de alimentarnos ya sea por una dieta o por algún propósito personal. Por lo mismo al estar más motivados la adherencia a una buena nutrición es fundamental para una alimentación saludable.

De acuerdo a la experta de UDLA, la mejor forma de preparar las carnes blancas al vapor, cacerola o al horno es retirando la piel y evitando apanarlas o freírlas en exceso. Para condimentar, se pueden añadir múltiples especias que resalten su sabor como eneldo, orégano, ajo, romero, entre otras, con vegetales frescos y una cantidad mínima de sal, respetando además las porciones de consumo recomendadas.

Por su parte, Catherine Escobar de El Carnicero, recomienda que las personas se preocupen de comprar productos nacionales, ya que tiene menor contenido de grasa que la carne importada, “en nuestros locales entregamos un servicio personalizado, donde los consumidores pueden solicitar a los maestros en carnes, los cortes que prefieran. También es importante recordar que contamos con cortes de carne magros y con menor contenido graso como el asiento y lomo liso”.

Print Friendly, PDF & Email