Golpeando la mesa con vehemencia para exigir respeto hacia Chiloé, el alcalde de Castro Juan Eduardo Vera anunció que dio instrucciones precisas a los equipos de salud municipal para actuar proactivamente en pos de evitar el contagio del corona virus y lo anterior implica la colocación de más de 18 mil vacunas en la comuna a partir del próximo lunes para que toda la población catalogada como riesgosa de contraer la enfermedad, pueda inocularse.

La primera autoridad de la comuna calificó además como preocupante que desde el continente no se actúe proactivamente y sostuvo también que era una falta de respeto para los chilotes que solamente los exámenes preventivos y los resultados de los mismos tengan que remitirse hacia el hospital de Puerto Montt, situación que calificó de preocupante.

Cabe hacer presente que a primera hora de este sábado fue el propio alcalde Vera quien pidió al gobierno central que se imponga una cortina sanitaria en la provincia de Chiloé con la única finalidad de evitar que el virus pueda contaminar a todos los habitantes del archipiélago. Lamentó que esa solicitud haya sido desestimada por la seremía de Salud y, además, reiteró su llamado a las autoridades de gobierno a actuar con proactividad antes de que la pandemia llegue a Chiloé.

Por otra parte Juan Eduardo Vera también se contactó con el ministro de Educación a fin de poder decretar la suspensión de clases para todos los establecimientos educacionales de la comuna de Castro, esto con la finalidad de evitar que los educandos de la comuna puedan contraer el virus Covid-19.

Finalmente Juan Eduardo Vera, alcalde de la comuna de Castro, llamó a sus coterráneos a asumir, también, con responsabilidad las labores preventivas para evitar que esta pandemia se instale en la provincia de Chiloé y aseveró que los equipos de salud municipalizada ya están preparados para comenzar desde este lunes la colocación de más de 18 mil dosis de inyecciones contra la influeza en todos los recintos de salud de la comuna.

Print Friendly, PDF & Email