Un centenar de apoderados e invitados especiales conoció el inédito proyecto patrocinado por la Fundación Isla Tenglo y la Municipalidad de Puerto Montt.

Durante los últimos años la matrícula de alumnos de la histórica Escuela La Capilla de Isla Tenglo había caído. Ello alertó a los vecinos y apoderados del establecimiento público. Así surgió la idea de crear una fundación que apoyara y mejorara el proyecto educativo, gracias al aporte de privados y de la Municipalidad de Puerto Montt.

De esta forma, comenzó el mejoramiento de la infraestructura con la construcción de una nueva sala para pre-kinder y kínder, sala multiuso, baños, fachada y nuevos espacios. En el futuro cercano se mejorará el gimnasio. Claro que más importante aún, es el mejoramiento del proyecto educativo a través de estrategias innovadoras de multigrado y donde los estudiantes sean protagonistas de su propio aprendizaje. De hecho, la escuela impartirá hasta octavo año básico. Para ello, los 5 profesores del colegio-junto a otros 15- se capacitarán con expertos de la Universidad Católica.

Todo ello fue presentado a la comunidad compuesta por padres, apoderados y vecinos de la Isla Tenglo, en una ceremonia realizada en la misma escuela. Hasta aquí llegaron tanto el administrador municipal, Carlos Soto, como el director del DAEM, Albán Mancilla, en su calidad de sostenedores. A cargo de la presentación del proyecto estuvo Jorge Pacheco, presidente de la Fundación Isla Tenglo. “Nuestro sueño es que los niños tengan la mejor educación, de excelencia. Hoy, se necesita una nueva mirada a la educación pública, tiene que ser muy colaborativa con otros sectores de la sociedad”.

Agrega el presidente de la fundación que “hay muchos campos e islas, donde se están cerrando escuelas, por no tener alumnos y también por otro tipo de situaciones. Este era el futuro que le esperaba  a la escuela La Capilla, pero ahora será un proyecto piloto. Partimos el 2019 con experiencias en varias materias y el 2020 definitivamente continuamos con un modelo educativo del más alto nivel, con asesorías de distintas instituciones. El proyecto ya contempla de pre kínder a octavo básico, y al cabo de unos 3 ó 4 años, podamos tener un establecimiento  de educación secundaria y posteriormente, llegar a la educación superior, en las áreas técnicas. En las áreas humanistas tendremos combinaciones con otros colegios, pero la idea es que nuestros alumnos y alumnas, salgan con el más alto nivel. Ya no va a ser una escuela sólo para Isla Tenglo, sino que va ser un colegio para toda la comuna”, explica Pacheco.

Para el municipio y sostenedor de este proyecto educativo este es un ejemplo virtuoso de la colaboración pública y privada. Así, lo afirma el administrador municipal Carlos Soto que destaca el trabajo a nivel de multigrado de la escuela “que  produce aprendizajes muy significativos, mucho más veloces y además favorece la apertura de poder avanzar con mayor velocidad al segundo ciclo. Por lo tanto hay un tema de innovación pedagógica que hace que el trabajo sea relevante”

Un hito importante destaca Soto es poder contar con patrocinio internacional. “Estamos avanzando con la Fundación Isla Tenglo, la Municipalidad de Puerto Montt y la Embajada de Noruega, en un programa de pasantía para poder  generar aprendizajes que se producen en las escuelas rurales, que hoy día tienen cada vez más fuerza e interés de las personas. Por cuanto, se desarrollan en un ambiente mucho más cobijado y  donde la posibilidad de horizontalizar  las experiencias garantiza la posibilidad que el aprendizaje sea mucho más relevante, y que más allá de los aspectos cognitivos,  se avance con mucha formación de mejores ciudadanos. Y el pilotaje también va a permitir establecer si lo vamos a poder replicar en otros sectores de la comuna”, acotó.

El Director del DAEM, Albán Mancilla, coloca a la escuela La Capilla en el centro de la educación pública de calidad. “Nosotros vamos a incorporar alrededor de 140 millones de pesos para mejorar el gimnasio, cambiar la cubierta, iluminación, dejarlo en condiciones para que lo use la comunidad educativa, pero además abierta para toda la gente del sector”.

En tanto, para el asesor académico de la Fundación Isla Tenglo, Franz Sieber, “la primera mejora que se observa es la disminución de tres niveles a sólo dos. El profesor debe concentrarse sólo en dos cursos. De esta forma, el multigrado es el original, en que el curso tiene distintos proyectos durante el año y esos proyectos tienen los contenidos que se insertan dentro de  su propio ambiente y se insta así, a que los alumnos a buscar el aprendizaje”.

La escuela La Capilla de Isla Tenglo será ahora una nueva oportunidad para otros estudiantes, no sólo del sector insular, sino también para los que viven en la ciudad, con este nuevo proyecto piloto que tiene abierta sus puertas y aulas para dar la bienvenida a sus nuevos integrantes el próximo año.

Print Friendly, PDF & Email