MÁS DE MIL 600 TARROS DE NAN PREMATURO SE HAN RETIRADO EN LA REGIÓN POR ALERTA ALIMENTARIA.

Durante el fin de semana, funcionarios de la Unidad de Alimentos y del Programa de Alimentación de la Seremi de Salud realizaron una exhaustiva fiscalización para hacer el retiro de los tarros de Nan Prematuros existentes en la región, tras la ampliación de la Alerta Alimentaria a todos los lotes -decretada por el Ministerio de Salud- por la presencia de moho y la bacteria Staphylococcus aureus por sobre los límites reglamentarios.

Es así como se revisaron y retiraron los stocks disponibles del producto en farmacias, hospitales, clínicas y en establecimientos de atención primaria de salud en el marco del Programa Nacional de Alimentación Complementaria (PNAC), a través del Subprograma Prematuros Extremos.

La seremi de Salud, Scarlett Molt, detalló que a la fecha, en la región se han encontrado 1.647 tarros del producto e hizo un llamado a la población a no consumirlo, independiente del lote. “Estamos solicitando a la comunidad que en caso que su bebé  estuviera consumiendo NAN prematuro, se acerque al centro de atención primaria más cercano a entregar esta leche. Desde el punto de vista de salud pública, estamos relativamente tranquilos porque no hemos recibido denuncias de lactantes prematuros que hayan tenido sintomatología de riesgo, pero estamos en vigilancia activa al respecto”.

En la región, a la fecha se ha reportado la existencia de 1.556 tarros en la red de atención primaria los que se encuentran retenidos (Osorno 515, Llanquihue-Palena 920, Chiloé 131). En cuanto a hospitales de mediana y alta complejidad, hasta el momento sólo se ha reportado 35 tarros del producto (23 en el Hospital San José de Osorno y 12 tarros en el Hospital Calbuco).

En tanto, en farmacias privadas de la región, se encontraron 24 tarros en la Provincia de Osorno, 6 en la Provincia de Llanquihue y 26 en la Provincia de Chiloé.

Dado que el PNAC ofrece este producto como alternativa para los lactantes prematuros extremos y que se determinó el bloqueo total del mismocomo medida precautoria urgente y temporal, se les entregará a las familias afectadas, fórmula de inicio o Leche Purita Fortificada (LPF), según disponibilidad de cada establecimiento.

Ambos productos pueden ser consumidos siguiendo las recomendaciones sobre Alimentación del Niño de 0-6 meses de edad de la “Guía de Alimentación del Niño(a) Menor de 2 Años”, del Ministerio de Salud. Considerando que la preparación y dilución en estos casos depende del peso y de la edad corregida del niño o niña, se solicita a los padres, madres o cuidadores de lactantes prematuros, hacer las consultas al equipo del centro de atención primaria de salud más cercano o bien a su médico tratante.