Tips para una buena alimentación en verano

Tips para una buena alimentación en verano

Nta. Mg © Luz Ortiz Roa.

Docente Universidad Santo Tomás

Puerto Montt

 

En esta época del año los días de sol y las vacaciones hacen que disfrutemos más del aire libre y por ende, nuestras comidas son fuera de nuestro hogar. Si bien es algo entretenido y muchas veces se considera un panorama familiar, de amigos o compañeros de trabajo, debemos saber que, estos cambios pueden sumarnos unos kilitos de más, por lo que es conveniente tener en cuenta algunos tips nutricionales:

Tips:

– Es imprescindible aumentar el consumo de agua, ya sea en infusiones, agua fría o limonada. Beber mínimo 8 vasos de agua al día. Con ello cuidaras tu piel que está expuesta al sol, evitarás deshidratarte, además de controlar la ansiedad de comer algunos alimentos. Las bebidas azucaradas solo aportan calorías y no hidratan.

– Realiza 5 comidas ligeras o livianas: Desayuno, 1ra colación, almuerzo, 2da colación, once o cena. En vez de 3 comidas de gran volumen y aporte calórico. Utiliza el plato de ensaladas para servir tus porciones.

– Aprovecha el aumento de variedad en frutas y verduras de la estación, ya que poseen un alto contenido de agua, vitaminas, minerales y fibra, lo que te ayudara a mejorar tu digestión.

– Aumenta el consumo de leguminosas como fuente de proteínas, por ejemplo, ensaladas de porotos con atún y lechuga, Ensalada de lentejas y berros, etc.

– Cocina tus alimentos horneados, a la parrilla, a la plancha, al vapor o hervido.

– Elimina el consumo de azúcar y los productos que la contienen, como refrescos embotellados, productos de repostería, caramelos, helados y golosinas.

– Aprovecha de caminar, saltar y jugar al aire libre.

– Si vas a la playa, prepara una nevera con agua bien helada, y sólo frutas o ensaladas.

Cuidado de la piel

– Aumenta el consumo de zanahoria, frutos del bosque (frambuesas, frutillas, arándanos), repollo morado y vegetales, contienen un alto contenido de Vitamina A, la cual tiene efectos coagulantes y protección dérmica.

– Consume Tomate en ensalada y también puedes incorporarlo en tu desayuno y once. Es rico en licopeno, lo que lo clasifica como un excelente antioxidante natural. Muchas veces cuando pensamos en consumir tomate, solo lo asociamos a ensalada. Pero también, al momento de desayunar puedes preparar 2 rebanadas de pan integral con jamón de pavo u otra proteína e incorporar 2 rebanadas de tomate.

– La uva contiene alto contenido de polifenoles, que también tiene propiedades antioxidantes. Debemos aprovechar esta época del año para su consumo, la porción recomendada son de 10 a 15 granos.

– Jugos naturales de frutos cítricos (naranja, limón), son ricos en vitamina c, gran propiedad cicatrizante.

Compartir e Imprimir: