La constitución es la base jurídico-política, que nace desde el poder constituyente, que tiene como propósito la separación de poderes y que organiza políticamente el Estado. En base a lo anteriormente expuesto es que en los últimos años el Sistema Tributario Chileno solo ha sufrido modificaciones, pero desde que Chile dejo en evidencia sus grandes cicatrices en cuanto a los conflictos sociales se abrió la discusión de una Nueva Constitución y esta idea incluye indiscutiblemente las ideas de reestructurar los ejes tributarios de nuestro país.

De acuerdo a esta perspectiva  las bases legales del Sistema Tributario Chileno se encuentran establecidas en la Constitución Política de 1980, pero es normativa que data de décadas y que no responden al contexto socioeconómico actual – se han realizado reformas pero que solo ha complejizado el sistema- es tiempo de que se modifiquen los ejes estructurales  y que este se encamine a la simplicidad y equidad, cumpliendo principalmente con un propósito clave que es la redistribución de la riqueza.

La tributación constituye la piedra angular de todo sistema en la que se sustenta un buen desempeño económico, los cambios deben ser profundos y claves para poder afrontar las demandas sociales actuales y además de adaptarse a la nueva economía esencialmente digital y globalizada, para además alcanzar las características comunes que poseen los sistemas tributarios de los países de la OCDE

 

Yaher Alexander Rey Milanca

Contador Auditor

Puerto Montt

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email