Por medio de su sistema climatizado logran mantener las condiciones adecuadas para almacenar tanto vino de guarda como de consumo frecuente. Hoy se han convertido en el mejor aliado de quienes saben que sus “pequeños tesoros” requieren de un ambiente especial.

Degustar una copa de vino puede ser un placer para los sentidos… siempre y cuando este haya sido conservado en las condiciones correctas. El vino requiere de diversos cuidados para su mantención y, las cavas climatizadas se han convertido en una excelente opción para los amantes de este elixir, quienes saben que sus preciadas botellas no pueden guardarse en cualquier lugar

De hecho cada día más personas se interesan en mantener stock de vino de alta gama, así como de consumo habitual en sus hogares, para dejar madurar sus atributos y este tipo de producto les garantiza el ambiente exacto para su guarda.

Según Alejandro Pávez, director comercial de “En torno al vino”, las cavas sirven para conservar vinos y cumplen diversos objetivos. “Hay ciertos vinos que tienen capacidad de guarda y que han sido elaborados con cepas Premium y necesitan un cuidado especial. Este tipo de vino tiene potencial de guarda, es decir, con los años evoluciona y aumenta su calidad, por eso requiere de mayor cuidado y, las cavas eléctricas logran mantenerlos bajo los estándares adecuados”.

Para guardar vinos existen reglas de guarda tales como temperatura, tranquilidad, iluminación, posición, humedad y exclusividad. “Un vino con potencial de guarda a una temperatura muy baja tiene muy poca evolución. Por el contrario, si se deja a altas temperaturas sobre evoluciona y eso puede generar que el corcho sea expulsado”, dice.

Dentro de las características antes mencionadas, el experto advierte que el control de humedad es muy relevante para que la etiqueta no se dañe. “Si el vino está en un lugar muy seco se puede secar el corcho lo que impediría que entre aire, y llegaría a ser fatal para el producto. En tanto, si está en un ambiente muy húmedo se mojará la etiqueta y se podrían generar hongos en el corcho, dice y agrega: “la posición de la botella también es importante, ya que al mantenerse acostada tiene contacto con el corcho y eso permite que se mantenga húmeda; así como el filtro UV ya que se necesita preservar el color del vino, y las puertas de este tipo de producto lo tienen”.

Los vinos de consumo frecuente también necesitan cierta temperatura. “Los tintos jóvenes se recomienda mantenerlos a 16 grados, mientras que los con más cuerpo se deben tomar a 18 grados y, lograr esa temperatura exacta sólo la puede dar un cava de vino eléctrica”, afirma.

Pávez destaca que la relevancia de tomar un vino a la temperatura adecuada se observa en su sabor. “Al tomar un vino muy cálido se siente acidez y alto nivel de alcohol, mientras que al estar muy frío las pupilas gustativas no reconocen su sabor y aroma”.

El experto menciona que en el caso de los vinos blancos se recomienda una temperatura de entre 8 y 12 grados, aunque todo dependerá de la cepa. “En el caso de los tintos con potencial de guarda deben mantenerse entre 12 y 14 grados para evolucionen y vayan mejorando”.

 

Para conocedores…

Si la idea de adquirir una cava eléctrica le hace sentido, en la tienda virtual www.fullmundo.cl podrá encontrar diversos modelos de este producto.

Según Lorena Droguett, fundadora de Fullmundo, la elección muchas veces dependerá del espacio con que cuenten en la casa para instalarla, y el tipo de vinos y cantidad de botellas que desean guardar. “Hoy quienes buscan este tipo de productos saben mucho del mundo del vino y tienen claro lo que quieren”, asegura y añade: “tenemos cavas como de 1 zona de temperatura que mezcla diseño compacto y ergonómico con la capacidad de almacenar 28 botellas, así como la de 2 zonas de temperatura para 39 botellas de vino a temperatura perfecta”.

Por último, Pávez agrega que a la hora de instalarlas hay que preocuparse de que las áreas de circulación de aire no queden bloqueadas. Por eso hay que dejarles cerca de 10 centímetros de distancia de los muros para que respiren y no se dañen. “Además existen las empotrables que están diseñadas para ubicarlas en un espacio preciso y que tienen el sistema de ventilación por el frente, “a menudo le sugerimos al cliente opciones, sin embargo son ellos quienes deciden lo que prefieren para su casa o departamento”, concluye.

 

 

 

.

 

 

Print Friendly, PDF & Email