Ley Cholito. Jefe comunal explicó que grave caso de maltrato se da en un marco de creciente número de abandono de mascotas, por falsa creencia de que contagian Coronavirus.

Una situación indignante que ofende a los vecinos de la ciudad fue fue calificado por el Alcalde Gervoy Paredes el grave y cruel acto de maltrato que sufrió un perro en Puerto Montt que, al ser abandonado fue también apuñalado, quedando agónico por varias horas, pese a ser asistido y acompañado por miembros de agrupaciones animalistas.

La situación –ocurrida el jueves pasado- muestra el animal herido y deberá ser investigada por los tribunales, anunció el jefe comunal respecto de la querella que interpondrá el municipio para que el caso se investigue.

“El video es de una crudeza insólita. Ese pobre animalito estuvo agonizando horas, apuñalado varias veces, y sufriendo una muerte lenta y horrible. Esto no puede quedar así”, dijo Gervoy Paredes.

El hecho, explicó, se da en un momento cuando se ha incrementado el abandono de mascotas por la falsa creencia de que contagian el Coronavirus, haciendo colapsar albergues y refugios de animalistas.

Por ello llamó a los vecinos a colaborar para aclarar el hecho e invitando a la gente a denunciar cualquier tipo de abandono que sufran las mascotas, ahora con la excusa de la pandemia.

La Municipalidad tendrá disponible el número 800 600 100 para denuncias de este tipo.

Asimismo, desarrollará una campaña informativa a través de os medios de comunicación e internet para aclarar que los animales no son peligrosos para las personas como agentes de contagio del COVID 19.

 

ANIMALISTAS

 

El caso de maltrato  fue detectado por miembros de la Agrupación Can Bio, que recordó esta acción está contemplada como delito en la Ley 21.020 sobre Tenencia de Responsable de Mascotas, más conocida como Ley Cholito.

Para Cristina Cárcamo de la Protectora de Animales y Albergue Adán, el trema pasa por el abandono, “la gente cree que se va a contagiar, pero eso no es así, y antes de abandonar una mascota contáctense con las agrupaciones animalistas, porque no todo es tan tremendo y estamos ara ayudar”, explicó.

En tanto, Carolina Obreque de la Agrupación Can Bio, dijo que “el caso del perrito en el Vertedero muestra lo peor que puede ocurrirle a un animal, que no sólo es abandonado, sino atacado a cuchillazos. Lo encontramos muy mal y tratamos de ayudarlo, pero finalmente murió. Es un caso emblemático de la lucha que debemos dar para evitar este tipo de trato a las mascotas”, dijo, valorando las acciones que tomará el municipio en cuanto a denunciar los hechos a la justicia.

 

Print Friendly, PDF & Email