-Desde el 17 de abril comenzó a regir la circular del Minsal que extendió la obligación del uso de mascarillas en recintos cerrados donde se reúnan más de 10 personas.

-Existen mascarillas de emergencia que permiten contar con un artículo que otorga protección y son mucho más económicas que las tradicionales.

Ante la escasez de mascarillas, bienvenidas son las que se pueden hacer en casa con tela de camisetas, pañuelos o cualquier material que permita cubrir el rostro de manera adecuada y así, evitar el contagio de Covid-19.

Al salir a trabajar o a comprar no olvide llevar la suya, ya que desde el 17 de abril comenzó a regir la circular del Minsal que extendió la obligación del uso de mascarillas en recintos cerrados donde se reúnan más de 10 personas.

Esta medida afecta a aeropuertos, locales comerciales, hoteles, establecimientos de salud, lugares de trabajo, establecimientos educacionales, residencias de adultos mayores, recintos deportivos, lugares de fabricación de alimentos y medicamentos, entre otros. La indicación se suma a la obligatoriedad de usar mascarillas en transporte público y privado remunerado que entró en vigencia el 8 de abril.

De hecho, el Minsal publicó en redes sociales un instructivo que detalla cómo fabricar en casa una mascarilla. Esto, en base a materiales accesibles en los hogares, como una bandana, pañuelo o una polera, como medida de protección.

Lo importante a la hora de poner manos a la obra y comenzar a fabricar su propia mascarilla, es que esta logre cubrir nariz, boca y mentón, garantizar un ajuste adecuado con la cara, tener elásticos o tiras de ajuste para atar e idealmente contar con material filtrante.

Los Centros para el control y prevención de enfermedades (CDC) estadounidenses recomiendan fabricar mascarillas de tela que cuenten con varias capas o pliegues. La idea es que permitan respirar sin problema y al lavarse no se deformen.

Una vez hecha la mascarilla, la entidad sugiere que al colocarla en el rostro, hay que lavar y desinfectar bien las manos y boca, no exponer este artículo a un ambiente que pueda estar contaminado y, una vez que se haya usado y acumulado humedad en su interior, se debe cambiar, volver a lavar las manos y cara con agua y jabón y finalmente, usar una nueva.

Cabe mencionar que los CDC aconsejan a la población no usar mascarillas médicas o con filtros de respiración N95 ya que “son suministros imprescindibles y reservados para los trabajadores de la salud y otros servicios de primeros auxilios médicos”.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud insiste siempre en que el uso de mascarillas puede dar una sensación de falsa seguridad y no es sustitutorio de otras medidas como el lavado de manos, el distanciamiento social o evitar tocarse la cara.

Las de emergencia….

Debido a la llegada del COVID-19 a Chile, las mascarillas para protegerse del contagio son difíciles de adquirir y de hecho, han pasado a ser un bien preciado.

Para quienes no saben, existen mascarillas de emergencia que permiten contar con un artículo que otorga protección son mucho más económicas que las tradicionales.

Se trata de una mascarilla que se arma fácilmente con dos elásticos que la sujetan, es de paño plisado en forma de acordeón y se autoajusta a la cara tapando completamente la nariz y boca.

Son mascarillas de textura suave, desechables, que no irritan la piel del rostro. La tela con la que están hechas es un “no tejido” que se caracteriza por tener características filtrantes, que por ejemplo, en caso de que la persona estornude evita el traspaso de las partículas que se expulsan hacia al exterior. Además, la calidad de la tela permite que se use incluso como “filtro” interior de mascarillas elaboradas artesanalmente.

La tienda virtual Fullmundo.cl cuenta con un kit de 50 de estas mascarillas desechables para armar de tela (Non Wovens o llamado también TNT, tela no tejida) y contiene 100 elásticos para su armado.

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email