Nuestras y nuestros estudiantes, desde pre-básica hasta pregrado, pertenecen a la denominada generación de “nativos digitales”.

Esta condición hace suponer que poseen una serie de habilidades que les hacen particularmente proclives al uso de herramientas digitales en favor de sus aprendizajes, tal como lo demanda la situación de contingencia sanitaria en la que estamos inmersos.

Sin embargo, diversos estudios muestran que dicha suposición es errónea. Según lo observado, es cierto que tienen mayor familiaridad con las tecnologías que generaciones anteriores, pero las competencias para trabajar productivamente con ellas están poco desarrolladas.

Una de tales competencias hace referencia a la búsqueda y procesamiento de la información. A partir de esto, cabe cuestionarnos, ¿son nuestros(as) estudiantes capaces de realizar una adecuada selección de contenidos siguiendo alguna directriz proporcionada?, ¿pueden distinguir fuentes confiables de información de aquellas que no lo son?, o más aún, ¿están dispuestos a hacer esta necesaria diferencia de valor? Por lo menos, para la dos primeras preguntas, la evidencia indica que la respuesta es negativa.

Las investigaciones al respecto muestran que sus conocimientos sobre cómo buscar información confiable son escasos y que los lugares dónde hacerlo les son desconocidos. Los(as) estudiantes suelen seleccionar lo primero que encuentran sin delimitar las búsquedas y sin recurrir a portales especializados o bases de datos científicas; asimismo, no dan mayor valor a la autoría de los documentos como un criterio para seleccionar información.

Esta situación nos debe hacer reflexionar sobre nuestro rol como formadores, particularmente en la situación actual, donde el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje es de manera virtual y los(as) estudiantes se ven exigidos a utilizar diversas herramientas tecnológicas y también a la búsqueda y análisis de una cantidad de información probablemente mayor a la que deben procesar en un año académico de régimen normal.

Para contribuir a que esta educación digitalizada tenga los resultados esperados, es necesario que las instituciones, sin importar el nivel educativo al que pertenezcan cuenten, no solo con una debida implementación de recursos (computadores, tabletas, conectividad, etc.), sino también con una adecuada propuesta de formación, de manera que se pueda contar con docentes capacitados, que a la vez contribuyan decididamente a que los(as) estudiantes alcancen una cultura y competencia digital que les permita desenvolverse de mejor forma en el tiempo en que vivimos.

Grupo Multidisciplinario de Investigación Educativa – MIE UACh Sede Puerto Montt

RRSS: https://www.facebook.com/mie.uach.3

https://www.instagram.com/mie_uach/

Mail: mie@uach.cl

 

Print Friendly, PDF & Email