Un hotel se derrumbó en Quanzhou, en el sureste de China, dejando al menos 70 personas bajo los escombros.

Los primeros reportes dan cuenta que el recinto operaba como centro de cuarentena para personas que tuvieron contacto con pacientes contagiados con coronavirus.

Unidades de emergencia trabajan en el lugar y, hasta ahora, se señala que 28 personas fueron rescatadas.

Se trata del Hotel Xinjia. El edificio construido en 2018 contaba con unas 801 habitaciones en sus cinco pisos y -de momento- se desconoce el motivo del colapso.

Print Friendly, PDF & Email