Más de 400 usuarios de la provincia de Llanquihue fueron certificados por FOSIS

A través del Programa Yo Emprendo Semilla, los emprendedores se capacitaron para desarrollar un trabajo independiente y la generación de ingresos para sus familias

Una inversión de más de 336 millones de pesos para potenciar el microemprendimiento realizó el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, mediante el desarrollo del Programa Yo Emprendo Semilla que benefició a un total de 452 usuarios en la provincia de Llanquihue.

Pablo Santana, Director regional de FOSIS, explicó que se trató de “un trabajo continuo de 8 meses con cada uno de los usuarios donde les entregamos las herramientas necesarias para poder fortalecer el emprendimiento, el autoempleo o el mismo oficio que desarrollan de manera cotidiana, ya que lo que buscamos es que el emprendimiento perdure y  de que los usuarios tengan mayores ingresos”.

“También, mencionar que la mayoría son mujeres, cerca del 80%, además destacamos que cada uno de los usuarios al poder compartir en los talleres van aprendiendo nuevas ideas y esta es la instrucción que nos ha dado el Presidente Sebastián Piñera y el Director Nacional del FOSIS”

“Aquí hay un trabajo mancomunado, destacamos a la Municipalidad de Fresia y su alcalde Rodrigo Guarda, donde tenemos esta línea mediante el Programa Familia, lo que beneficia a los usuarios más necesitados pensando en las comunas más vulnerables según la CASEN 2019”, enfatizó, el Director regional.

Rodrigo Guarda, Alcalde de la comuna de Fresia, sostuvo, que “el FOSIS es una institución que entrega un apoyo inmenso a las personas que inician estos emprendimientos, en muchos aspectos y uno de ellos es el aporte para la compra de insumos y, lo segundo, es la forma cómo pueden desarrollar este emprendimiento, cómo llevarlo a cabo, cómo valorizar su propio trabajo. Esta educación que el FOSIS hace a cada persona para fortalecer su emprendimiento es fundamental junto con el apoyo económico que entrega”, argumentó, el edil.

Ana Yáñez, usuaria del programa y proveniente del sector de Tegualda, Fresia, nos comentó que postuló a este proyecto “para tener más implementación, me compré piedras calientes para hacer masajes, traté de implementar lo máximo que pude. Me ha favorecido harto, ya que antes había participado en otro proyecto del FOSIS haciendo el curso de masoterapeuta en Puerto Montt y uno aprende a ordenarse y a distribuir los dineros como corresponde”, indicó, la usuaria.

Finalmente Vanessa Guichaquelén, de la comuna de Puerto Varas, explicó que su emprendimiento es pastelería y repostería y para mí fue de mucha ayuda, sobre todo en lo económico. Esto es bueno para la gente de escasos recursos, porque varias personas lo necesitamos y el FOSIS fue genial para nosotros”, agregó, la usuaria.

 

Print Friendly, PDF & Email