MÁS DE 700 NIÑOS DE LA REGIÓN DE LOS LAGOS SON PARTE DE LOS CENTROS PARA MADRES Y PADRES TEMPOREROS DEL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL Y FAMILIA

Con el objetivo de dar un espacio de esparcimiento con actividades educativas y recreativas para más de 700 niños y niñas de la región de Los Lagos, que presentan vulnerabilidad social, y que sus padres o cuidadores ejercen labores de temporada durante estos meses, es que la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Soraya Said Teuber dio inicio oficialmente a los Centros para Madres y Padres Temporeros (CNPT), iniciativa que comenzó a funcionar en el mes de enero en 14 comunas de la región.

La Seremi de Desarrollo Social, Soraya Said Teuber destacó “la ejecución de este programa que se da precisamente en la época estival cada año, tiene que ver justamente con la preocupación del Ministerio Desarrollo Social y Familia en colocar a los niños primero y por otro lado la preocupación por la familia de manera integral. Sabemos que la temporada de verano es muy importante para algunas familias de la región, en esta fecha generan la mayor cantidad de recursos trabajando como temporeros. Principalmente mujeres, jefas de hogar, pero que hacen con los niños. No podemos permitir que niños queden al cuidado de niños. Por eso el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el Estado de Chile, se hace responsable de ello y va generando este tipo de programas que son importantes para respaldar el cuidado de los niños y generar actividades de esparcimiento para ellos”.

Los CNPT tienen como objetivo estimular la inclusión y el desarrollo integral de los niños y niñas, entre 6 a 12 años, quienes cuentan con alimentación, cuidados y entretención a través de actividades artísticas, deportivas, recreativas y culturales. La región de Los Lagos cuenta con atención en 14 comunas (Curaco de Vélez, Dalcahue, Fresia, Frutillar, Hualaihué, Los Muermos, Osorno, Puerto Octay, Purranque, Puyehue, Quellón, Quinchao, Río Negro y San Pablo) beneficiando a más de 700 niños y niñas de la región.

Daniela Silva, una de las niñas parte del programa en la comuna de Río Negro señaló “me gustó mucho esta escuela de verano porque pude compartir con muchos más niños, conocer más lugares mientras mi mamá y mi papa están trabajando”.

Los municipios se comprometen a destinar recursos para el encargado de cada establecimiento, para el personal y para el material de aseo. Por su parte, el Instituto Nacional de Deportes (IND) aporta con los recursos humanos que trabajarán con los niños y niñas directamente, y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) aporta con el sistema de alimentación (desayuno, almuerzo y una tercera ración). De igual modo, la Policía de Investigaciones (PDI) realiza charlas educativas de autocuidado a los niños beneficiarios del programa. Los talleres son de 8.30 a 17.30 de lunes a viernes hasta el 16 de febrero.

Por su parte, Marcela del Río, una de las monitoras de las escuelas de verano de la comuna de Osorno indicó “esta iniciativa me parece perfecta para los niños, es un método donde ellos pueden recrearse, liberar energía y ser felices con todas las actividades que los profes les tenemos y las mamás pueden trabajar tranquilas que es lo principal de esto. Todos los que estamos dentro de este programa buscamos que los papas estén tranquilos y que los niños puedan estar en un ambiente familiar, acogedor y entretenido. Espero que sigamos muchos años más con esto y viva el deporte”.

Print Friendly, PDF & Email