El aumento de lesionados por mal uso de camas elásticas, pone en alerta a los profesionales de la salud, por ello es que el Traumatólogo Infantil del Hospital Base de Castro, Matías Alarcón, realizó un llamado a tomar conciencia respecto de su uso y riesgos.

“Si bien es una actividad recreativa y entretenida, su uso inadecuado puede crear condiciones peligrosas. En lo que va de la temporada, ya son 13 los niños fracturados mientras utilizaban las camas elásticas, lo que nos obliga a advertir respecto de su uso y supervisión”.

Existe una alta tasa de lesiones en todos los grupos etarios siendo aún más relevante en menores de 14 años. Entre las lesiones más comunes que se presentan están los esguinces y contusiones que resultan de caídas ocurridas sobre el marco o resortes del juego, colisiones con otro saltador, producto de las acrobacias y caídas.

Las fracturas también son frecuentes, incluso se pueden presentar sobre la misma superficie y sin necesidad de caídas desde la cama al suelo. Esto principalmente en niños pequeños con esqueleto inmaduro como resultado de la alta energía que entrega el juego a las extremidades. Entre las lesiones más graves que hemos visto este año, explicó el especialista, es la fractura de columna en una niña de 11 años que cayó fuera de la cama. Además, se pueden presentar fracturas de cráneo y a nivel cervical que podrían resultar en la muerte en el peor escenario.

La Sociedad Americana de Traumatología advierte sobre estos peligros y hace recomendaciones claras con respecto a su uso y sobre la importancia de tomar las medidas de seguridad.

Por ello el médico especialista del Hospital Base hace un llamado a la comunidad a tomar medidas precautorias con el fin de minimizar las lesiones durante esta temporada.

Dentro de las medidas más importantes está el uso siempre bajo supervisión de los padres, utilizar malla de seguridad para evitar caídas, acolchar resortes y marcos, ubicar la cama elástica idealmente a nivel del suelo o rodearla de material absorbente como arena o espuma, nunca debe saltar más de un niño a la vez y por ningún motivo efectuar piruetas. Y dejar en claro que su uso está prohibido para menores de 6 años.

Después de su uso, debe asegurarse de quitar las escaleras del juego para evitar el acceso no supervisado de niños pequeños.

Es importante seguir esas medidas si contamos con una cama elástica en casa o si asistimos a un centro recreacional exigir que se cumplan y así mismo denunciar en el caso de observar falencias ya que esto puede traer consecuencias graves para la salud de nuestros niños.

El llamado no es a prohibir sino es a utilizar con responsabilidad para si poder disfrutar el verano en familia y sin inconvenientes.

Siempre es bueno recordar que ante algún accidente se debe llamar de inmediato a los servicios de urgencia, evitar movilizar al paciente e inmovilizar la extremidad afectada para no agravar las lesiones y por ningún motivo administrar líquidos o alimentos mientras se espera la llegada de los equipos especializados.

Print Friendly, PDF & Email