Especialista alerta por aumento en casos de cáncer de mamas en mujeres más jóvenes

  • “En la mayoría de los casos se ven afectadas mujeres sobre los 50 años, pero en los últimos años vemos con preocupación que este cáncer se está presentando en mujeres más jóvenes. Detectarlo a tiempo sigue siendo la mejor estrategia para sobrevivir a esta enfermedad”, asegura el Dr. Luis Ignacio De la Torre, ginecólogo especialista en cáncer mamario de Clínica Ciudad del Mar.

El cáncer de mamas es la primera causa de muerte femenina por motivos oncológicos en el país, alcanzando una cifra que supera las 1.600 defunciones por año.

Es así como las estimaciones del Ministerio de Salud apuntan a 5.393 nuevos casos en 2018 y 1.688 decesos asociados a este diagnóstico. Se trata de una patología producida por la presencia de un tumor maligno en la mama y se genera por la multiplicación y crecimiento exagerado de células mamarias anormales, producto de un conjunto de alteraciones genéticas, algunas heredadas y otras adquiridas.

Según explica el Dr. Luis Ignacio De la Torre Chamy, ginecólogo especialista en cáncer mamario de Clínica Ciudad del Mar y de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, dicho cáncer se caracteriza por comenzar en las células del tejido mamario, donde si no es detectado a tiempo, puede extenderse al resto del cuerpo: primero por la vía linfática a través de los ganglios de la axila y cuello, y posteriormente por vía sanguínea a otras localizaciones, como hígado, huesos, pulmón y cerebro.

El especialista asegura que detectarlo en sus etapas iniciales -cuando está exclusivamente en la mama- permite tratarlo con terapias menos invasivas, como mastectomía parcial y radioterapia de intensidad modulada, no requiriendo quimioterapia.

Esta enfermedad tiene rostro de mujer, pero afecta a toda la familia, pues se presenta en mujeres que se encuentran en la plenitud de su vida, muchas de las cuales son jefas de hogar y líderes en sus áreas de trabajo. Según el Dr. De la Torre, “en la mayoría de los casos se ven afectadas mujeres sobre los 50 años, pero en los últimos años vemos con preocupación que este cáncer se está presentando en mujeres más jóvenes. Detectarlo a tiempo sigue siendo la mejor estrategia para sobrevivir a este cáncer, ya que permite tratamientos con menores secuelas físicas y emocionales. Por esta razón debemos insistir en la importancia del diagnóstico temprano, el cual puede obtenerse por medio de exámenes oportunos”.

Agrega que “a partir de los 40 años se recomienda a las mujeres realizarse una mamografía anual, en centros que tengan equipamiento y especialistas certificados. De esta forma se puede diagnosticar p se podrá actuar con un tratamiento conservador”.

 

La importancia del autoexamen

 

Respecto al autoexamen, el médico explica que “existen signos que pueden ser identificados por la mujer y que le permitirán buscar atención médica especializada, pero debemos indicar que son tardíos y se presentan en etapas avanzadas de la enfermedad”. Asegura que “dentro de los síntomas y signos que vale la pena mencionar está la presencia de un nódulo palpable, irregularidades en el pezón (retracción, deformación, secreción o sangrado) y también cambios de coloración de la piel de la mama. Sin embargo, debemos insistir en que las mujeres busquen el cáncer en etapas iniciales mediante exámenes como la mamografía”.

La detección oportuna, requiere una correcta combinación de tecnología y experiencia certificada, la cual puede incluir mamografía, ecotomografía, resonancia nuclear magnética mamaria y tomosíntesis, exámenes disponibles en Clínica Ciudad del Mar, que cuentan con un equipo humano especializado en su ejecución e interpretación. Esto nos ha permitido detectar cáncer de mamas tan pequeños como de 2 milímetros cuyas pacientes están recuperadas de la enfermedad.

El cáncer de mama detectado a tiempo puede ser curado, logrando que ocho de cada diez mujeres con esta enfermedad sobrevivan después de 10 años del diagnóstico.

 

Equipamiento

 

Clínica Ciudad del Mar cuenta con todo el equipamiento necesario por la vía de imágenes mamarios, al disponer de mamografía, ecotomografía mamaria, tomosíntesis, tomografía axial computada y resonancia nuclear magnética, los cuales están disponibles para los pacientes.

Asimismo, la clínica es la primera institución de la región en contar con tomosíntesis, una mamografía avanzada que permite obtener cortes milimétricos de baja radiación del tejido mamario, reproducidos en una imagen en 3D, lo cual ha sido fundamental para aclarar identificar lesiones de menor tamaño y también aclarar diagnósticos de sospecha evitando procedimientos invasivos como biopsias. Es así como este procedimiento permite des proyectar el tejido mamario, facilitando de esta forma el diagnóstico de lesiones de menor tamaño.

Asistir a una evaluación imagenológica completa presenta varios beneficios:

  • Aumenta la detección del cáncer mamario en etapas precoces, pues permite una mejor visualización de la lesión, especialmente en mujeres con mamas densas.
  • Permite una mejor visualización de la lesión, mejorando el análisis preoperatorio de la misma entregando a los cirujanos mayor precisión para la planificación de la intervención.
  • Simplifica el proceso diagnóstico de la patología mamaria, disminuyendo la necesidad de procedimientos invasivos como biopsias en lesiones sospechosas que gracias a la combinación de diferentes imágenes logran ser descartadas.