Fiscalizadores de Aduanas detectan contrabando de más de 100 piezas fósiles

Un importante procedimiento de protección del patrimonio cultural realizaron fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en el paso fronterizo Pino Hachado, en la Región de la Araucanía, donde detectaron el ingreso irregular al país de fósiles provenientes desde Argentina

Una delegación de estudiantes universitarios chilenos que se transportaban en dos buses se presentó al control fronterizo, donde durante la revisión realizada por funcionarios de la Unidad de Drogas e Ilícitos de la Aduana Regional de Talcahuano se lograron detectar 4 fósiles amonites dentro del basurero del baño, además de fósiles de bivalvos en los porta vasos de diferentes asientos.

Tras consultar qué pasajeros transportaban estas piezas patrimoniales que no habían sido declaradas ante el servicio fiscalizador, otros viajeros entregaron voluntariamente decenas de mercancías de las mismas características.

El conteo total arrojó como resultado la incautación de 28 amonites y fragmentos, 75 fósiles bivalvos y 4 trazas fósiles, además de 55 muestras rocosas con mineralización.

El Director Regional de la Aduana de Talcahuano, Claudio Cid, explicó que “la protección de este tipo de patrimonio cultural es otro de los roles que cumple el Servicio Nacional de Aduanas en las fronteras. Por lo mismo, también es importante que la ciudadanía esté bien informada acerca de los productos que puede o no ingresar a Chile”.

Esta incautación está basada en el cumplimento de la Convención de 1970 de la Unesco que prohíbe e impide la importación, exportación y transferencia de bienes culturales entre los países partes, que fue ratificada por Chile en el 2014.