ACHS logra reducir en 50% la accidentabilidad laboral de sus empresas adheridas en 7 años

Una reducción de 50% en la tasa de accidentabilidad con tiempo perdido lograron las empresas afiliadas a la Asociación de Seguridad, ACHS, entre 2011 y 2018. La cifra fue dada a conocer hoy por el presidente de la entidad, Paul Schiodtz, durante la 48° Junta Ordinaria Anual de Asociados, llevada a cabo en el Hospital del Trabajador, y que contó con la presencia del Superintendente de Seguridad Social, Claudio Reyes, y la Intendenta de Seguridad y Salud en el Trabajo, Pamela Gana.

En la oportunidad, Schiodtz destacó que en 2018 la tasa de accidentes con tiempo perdido de las empresas adheridas a la ACHS, alcanzó un 2,74%, la más baja de su historia. “Lograr estas mejoras es fruto de la constante búsqueda por alcanzar una gestión de excelencia por parte de nuestro equipo de colaboradores, y nos permite acercarnos a la meta del 2% contemplada en nuestro plan al 2021. Nuestra aspiración es hacer de Chile el país que mejor cuida a los trabajadores y sus familias”.

En la línea de cumplir con estas metas, la ACHS está llevando a cabo el mayor proyecto en infraestructura de su historia, que consiste en la completa modernización del Hospital del Trabajador, con una inversión de US$125 millones. Las obras que se iniciaron en 2016 presentan un 30% de avances en su ejecución, con la obra gruesa del primer edificio finalizada en abril pasado. Además, se destinarán US$40 millones a la renovación de la red de agencias y centros de salud a lo largo de Chile.

En 2018 la entidad puso énfasis en prevenir los accidentes de trayecto, es decir desde el hogar y el lugar de trabajo y viceversa, logrando una reducción de 6% en el año, al situar dicho indicador en un 0,96% entre las empresas adheridas a la ACHS. En el mismo período, las fatalidades se redujeron en un 21%, alcanzando 2,56 muertes al año por cada 100 mil trabajadores afiliados.

En la oportunidad, el presidente de la Achs informó que el gerente general de la entidad, Cristóbal Prado, dejará su cargo al cierre contable del próximo año 2020.

Schiodtz destacó el exitoso proceso de modernización liderado por el ejecutivo desde el año 2011 y explicó que “se trata de una decisión que Cristóbal venía meditando desde hace un tiempo, basada en su convicción personal de privilegiar los intereses organizacionales, permitiendo que florezcan nuevos liderazgos y miradas estratégicas alternativas”.  Además, reveló que el Directorio está trabajando en un plan de sucesión basado en las mejores prácticas internacionales, lo que será un proceso único en Chile.