Paro Docente

CARTA RECIBIDA AL DIRECTOR:

Hace pocos días comenzó en chile una nueva movilización por parte del colegio de profesores, llamando a un paro nacional y a una serie de marchas por las calles de las ciudades. Este organismo a publicado en sus plataformas digitales, un “Petitorio Docente” de 5 puntos, precisamente quiero analizar dos de ellos, el punto 3: que habla de la “seguridad de los profesores en los establecimientos educacionales”, pero a la vez puedes encontrar muchos vídeos en la web en donde aparecen los mismos colegiados criticando el proyecto Aula Segura, que precisamente busca entregar seguridad a los profesores en los establecimientos educacionales. El punto 5: “fin al doble proceso de evaluación”, y acá me pregunto, ¿Cómo mejoramos la educación en chile si no es a través de los profesores?, creo firmemente que la calidad de la educación pasa necesariamente por la calidad de profesores, recuerdo en mi vida de educación básica y media, me toco ser alumno de varios profesores que debían dar su evaluación docente, para lo cual tenían por lo menos 1 mes para preparase y por lo tanto en el video se veían niños totalmente pauteados, con diálogos aprendidos de memoria, preguntas fabricadas y mas que estudiadas. Sali de una escuela básica unidocente en una isla, estudie en la media en liceos de Calbuco y en liceo técnico profesional en Puerto Montt, y digo con total conocimiento de causa, entrar a la universidad significo realmente volver a aprender, todo lo que me debieron haber enseñado en 12 años de desarrollo educacional y personal. Por lo tanto, no culpemos a la ciudadanía si solo vemos al Colegio de Profesores como un órgano político, al que utilizan para hacer oposición a un gobierno que ideológicamente no los representa. La calidad de la educación pasa tanto por estos órganos colegiados que a través de paros y marchas intentan imponer su verdad, pasa por la sociedad civil, por nuestra constitución (Articulo19 inciso 11: La libertad de enseñanza incluye el derecho a abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales, sin más restricción que la moral y las buenas costumbres), pasa obviamente por alumnos y apoderados, y la voluntad del estado de impulsar buenas políticas publicas.

Marcelo Andrés Soto
Secretario General Nuevas Generaciones de la Udi Los Lagos.