Tipificación genética, el gran avance en cáncer de próstata

Dr. Christian Huidobro, andrólogo y urólogo de la Clínica Las Condes

El 11 de junio se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Próstata, segunda causa de muerte por cáncer en hombres mayores de 50 años en Chile. Según el Plan Nacional del Cáncer 2018-2028, en 2015 murieron 2.097 hombres por cáncer de próstata. De hecho, se estima que uno de cada seis hombres tendrá cáncer de próstata.

Hasta ahora, el diseño del tratamiento para cada paciente se ha basado en criterios clínicos que pronosticarían en algún grado el comportamiento general de la enfermedad dadas ciertas características. Esto significa que los procedimientos a seguir se determinan por el exámen físico, el antígeno prostático, exámenes de imágenes como el scanner y resonancia magnética y la biopsia.  Esta suma de factores es la información con la que cuenta el médico para determinar si el paciente requiere de cirugía y, eventualmente, radioterapia, hormono o quimioterapia, o bien optar por hacer sólo un seguimiento, mientras se aprecie un cáncer incipiente y poco agresivo.

Sin embargo, este protocolo podría cambiar en un futuro cercano, gracias a nuevas investigaciones en materia genética, que harían posible ajustar los tratamientos a las características del cáncer de cada paciente, concretamente a través de estudios de tipificación genética del cáncer de próstata. Este análisis se encuentra aún en etapa de estudios y fue presentado en el Congreso Americano de Urología recientemente en Estados Unidos.

La tipificación genética del cáncer prostático podría permitir anticipar con mayor certeza cuál será el desarrollo y avance de la enfermedad en cada paciente, otorgando la posibilidad de realizar tratamientos  a medida (“Tailoring” en inglés). Con este instrumento podríamos decidir en etapas muy tempranas del cáncer, si es que no requerirá de cirugía, si responderá correctamente a terapias hormonales. O bien, podremos adelantarnos a un futuro desarrollo agresivo de la enfermedad con un tratamiento potente desde un comienzo. Asimismo, podremos con mucho mayor certeza decidir aquellos pacientes en que incluso no se requiere tratamiento y solo control periódico.

Sin duda, que la tipificación genética del cáncer de próstata constituye una gran noticia y un avance significativo en cómo se aborden las terapias contra este cáncer en un futuro cercano, por lo que esperamos que este tipo de análisis este pronto disponible para los pacientes de Chile y el mundo.