Huertos Urbanos Melón inicia su cuarto año de programa con escuelas rurales

En las comunas de Puerto Montt y Calbuco:
Huertos Urbanos Melón inicia su cuarto año
de programa con escuelas rurales

De la mano con los directores de las Escuelas rurales de Trapén y San José de Calbuco
se dio el vamos a esta iniciativa que potencia el desarrollo educativo de los jóvenes.
Puerto Montt abril 2019.- En un trabajo conjunto de empresas Melón con la
Corporación Balmaceda Arte Joven, se dio inicio a la cuarta versión del programa
Huertos Urbanos que se realiza anualmente en escuelas rurales de Puerto Montt y
Calbuco.

En coherencia a la estrategia de sostenibilidad de la compañía en su dimensión Somos
Buen Vecino la empresa dio el vamos a Huertos Urbanos Melón 2019, que desde el
2016 trabaja con los establecimientos Escuela Rural de Trapén y la Escuela San José
de Calbuco, en programas especialmente diseñados y dirigidos a alumnos del segundo
ciclo de enseñanza básica, con la finalidad de potenciar en las comunidades escolares
el proceso educativo en dos aspectos: medioambiental y artístico.

El objetivo de esta iniciativa es generar conciencia en el conocimiento y cuidado de las
plantas, sus propiedades, así como también la relevancia del ciclo completo; fomentar
habilidades en el desarrollo de huertos sustentables en comunidades educativas y
fomentar el trabajo en equipo.

Tomás Pizarro es profesor de la Escuela San José de Calbuco, y valora el: “Conseguir
que la naturaleza sea el centro de recurso de aprendizaje, particularmente en una zona
rural donde van desapareciendo las artes y destrezas ancestrales del manejo de la
tierra, cultivo de los alimentos y las interacciones que como seres humanos debemos
tener con ellas de forma que nuestra vida se mantenga enriquecida y con menos
daño”.

“El taller anual de Huertos Urbanos entrega a los alumnos la posibilidad de vivir en
primera persona la experiencia de crear vida y presenciar el ciclo de crecimiento y
cosecha de ésta, vinculando esa experiencia a las asignaturas de Lenguaje,
Matemáticas y Ciencias”, explicó Mariela Las Heras, Gerenta de Asuntos Corporativos
empresas Melón.

El trabajo se materializará en un taller anual de Huertos Escolares de 70 horas
distribuidas entre marzo y noviembre. Además, considera la realización del Taller
semestral de 36 horas Murales Escolares a desarrollarse entre agosto y noviembre.
Gracias a este programa integral, los alumnos de las comunidades tienen la posibilidad
de participar en el Carnaval Fiesta Urbana de las Artes, pintar murales haciendo más
acogedores los entornos educativos y construir invernaderos y huertos para uso propio
mientras aprenden de ellos en el proceso.

Teniendo en cuenta las características climáticas de la zona y la positiva experiencia
del invernadero de la escuela de Calbuco, para este año se propuso la construcción de
un invernadero para la escuela de Trapén evitando que la lluvia y el frío impidan
realizar con normalidad las clases de huertos.
El director de la Escuela de Trapén, Aníbal Mancilla, califica este programa como muy
positivo: “Pienso que es un gran impacto para nuestra comunidad en general, y sobre
todo para nuestros educandos. Los niños aprenden de la parte agrícola, y están muy
interiorizados en saber cultivar nuevos productos, nuevos métodos, y el día de
mañana, cuando ellos tengan su propio patio, podrán replicar todos los conocimientos
que adquirieron en este establecimiento”.
A lo que agregó: “La cooperación de empresas Melón y Balmaceda es fundamental.
Esas dos instituciones por años nos han estado apoyando y hemos tenido grandes
logros, así que agradecido a cada uno de ellos”.

El Gerente de Planta Puerto Montt, Rodolfo Ramírez, señaló que: “Llevamos varios
años trabajando en conjunto con Balmaceda para dar apoyo cultural a las escuelas. A
los niños les ayuda porque no es nada más la educación de la escuela sino la educación
cultural y el involucrarse con su entorno, el desarrollo sustentable de la zona y
nosotros queremos colaborar -como siempre- para que los niños tengan un desarrollo
integral”.