Estudiantes de Ancud e Isla Huar desarrollarán sus habilidades investigativas

Estudiantes de Ancud e Isla Huar desarrollarán sus habilidades investigativas usando como modelo el erizo rojo

Con la ejecución de Proyecto Explora, CAPIA de la UST trabajará en aumentar el aprendizaje científico, el aprecio y conocimiento de las ciencias y el medio ambiente.

Alumnos  de las  escuela Sol del Pacífico de Ancud y Unificada de Isla Huar, recibirán las herramientas que les permitirán adquirir  una cultura científica tomando como modelo la ciencia, tecnología e innovación existente, en torno al recurso bentónico Erizo Rojo , Loxechinus albus.

Esto a través del proyecto “Nuestro borde costero, hogar del erizo rojo: un gran laboratorio para aprender ciencias, desde la naturaleza y sus recursos” que ejecuta el Centro de Investigación Aplicada, CAPIA de Universidad Santo Tomás.

La iniciativa surge con el fin de dar cobertura a estudiantes de zonas rurales e insulares permitiendo aumentar el aprendizaje científico y aumentar el aprecio y conocimiento de las ciencias y el medio ambiente.

Bajo esta premisa, niños y niñas de escuelas básicas de las comunas de Calbuco y Ancud desarrollarán sus habilidades de investigación, vinculadas con el borde costero, entendiendo que este es la principal fuente de trabajo de quienes habitan en dichos sectores.

Para la concreción de este proyecto se desarrollarán durante todo el 2019, en colaboración con los profesores de cada establecimiento, diversos talleres que propiciarán la importancia de salvaguardar el patrimonio natural en un contexto de multiculturalidad. También se realizarán salidas a terreno en las que docentes y estudiantes, explorarán el hábitat del erizo rojo y las especies asociadas para comprender sus procesos biológicos.

De acuerdo a lo señalado por la Directora del Proyecto, Ivonne Lee, con la ejecución de este proyecto se busca generar coherencia y pertinencia a través del uso del método científico en los  docentes y estudiantes, “trabajaremos en red, y así,  podremos desarrollar vínculos y redes colaborativas de las escuelas participantes con la Universidad Santo Tomás, con la comunidad científica en general e incluiremos al sector empresarial presente en el territorio, cuya labor está relacionada al uso del borde costero” explicó.