Pescadores artesanales de Maullín buscan exportar locos a México

Proyecto Corfo ejecutado por Fundación Chinquihue busca desarrollar un modelo de negocio a nivel internacional para el producto “Locos del Sur”.

En ejecución se encuentra la segunda parte de un proyecto Nodo de Mejoramiento Competitivo Corfo en conjunto con la Corporación de Desarrollo Social del Sector Rural (Codesser), ejecutado por Fundación Chinquihue -entidad que trabaja junto a pescadores artesanales en las Áreas de Manejo en la comuna de Maullín-, cuyo objetivo es el desarrollo de un modelo de negocio asociativo y exportador, potenciando comercialmente el producto loco (Concholepas concholepas) de la marca “Locos del Sur”, tanto en el mercado nacional como internacional.

Apoyándose sobre la base de sus elementos diferenciadores -origen, aporte nutricional y postulación a la certificación de Comercio Justo-, es que durante el desarrollo del proyecto se generó una marca regional bajo el nombre de “Locos del Sur”, etapa en que se aplicó una estrategia de marketing digital para darse a conocer a nivel nacional tras la firma de un convenio asociativo con dichos productores locales. Son 17 las organizaciones, todas de Maullín, las que se benefician con este proyecto.

Tras la finalización de la primera parte del proyecto se logró identificar un potencial mercado internacional como lo es México; por ello es que en esta etapa se centrarán los esfuerzos con el objeto de posicionar este producto local en el país azteca.

Alex Winkler, Gerente de la Fundación Chinquihue, indicó que esta iniciativa “busca mejorar la competitividad de los pescadores artesanales, productores de locos en Áreas de Manejo de la comuna de Maullín. Ya hemos avanzado en este objetivo tras una primera etapa de este proyecto y lo que queda por hacer ahora es potenciar aún más lo que está hecho y encontrar la forma más adecuada y conveniente de colocar este atractivo producto local en el mercado internacional. Para ello ya se está trabajando una estrategia que permita cumplir ese objetivo”.

Winkler indicó, además, que se ha hecho mucho en cuanto a producción, “por lo que el desafío ahora es avanzar en la parte comercial; sólo de esa forma la rentabilidad de la gente de mar será mucho mayor”. La producción total durante el año 2017 del producto loco –según datos de Sernapesca-, superó las 2 mil toneladas en la mencionada comuna.

Entre las actividades planificadas durante el desarrollo de esta segunda parte del proyecto, están contempladas, entre otras, una estrategia comercial que busca negociar con potenciales clientes extranjeros; asistencia a ferias y rondas de negocios, además del trabajo de preparación de la obtención de los estándares de Comercio Justo, buscando lograr dicha certificación.