IMAGENOLOGÍA Y DIAGNÓSTICO PRECOZ DEL CÁNCER DE MAMA.

Kirsten Bauer

Docente de Tecnología Médica

Universidad San Sebastián, Sede De la Patagonia.

 

El cáncer de mama es unas de las más frecuentes causas de muerte a nivel mundial.  En Chile es el segundo cáncer que más afecta a las mujeres. Debido a eso, el diagnóstico precoz y la información sobre esta patología es de suma importancia.

Por lo mismo, toda mujer debería someterse -a partir de los 50 años- a una mamografía, según el sistema de salud nacional.

No obstante, la evidencia que he podido rescatar desde mi experiencia profesional con más de 35 años dedicada a la medicina nuclear, ha demostrado que el cáncer de mama se está manifestando de una manera frecuente en un segmento de edad más joven, afectando a mujeres menores de 30 años.

Considerando lo expuesto, es importante hacer un llamado a la prevención. Hoy se sabe que existen factores genéticos que también juegan un rol importante (5% – 10%) en la proliferación de este cáncer, pero también hay que prestar atención al sobrepeso, a los anticonceptivos orales, el consumo de alcohol, el tabaquismo e incluso el estrés, entre otros.

Bajo este escenario, es importante aprender -desde joven- a palpar todos los días nuestras mamas. Con los dedos de las manos, en sentido del reloj, palpando cada zona de la mama.

Al respecto, si usted siente una dureza, un cambio de la forma o color de la mama, e incluso si llega a tener algún tipo de secreción, se debe recurrir al médico ginecólogo y realizar, según indicación médica, una mamografía y/o ecografía mamaria.

Se debe saber que, en mujeres menores de 30 años, corresponde la realización de una ecografía mamaria para visualizar todo el tejido, ya que a esa edad las mamas aún son muy densas y la mamografía no permite tener una resolución óptima.

Aunque a algunas mujeres no les gusta someterse a la mamografía, porque sienten dolor o algún grado de molestia, cabe preguntarse qué es peor: si desarrollar silenciosamente un cáncer de mama o tener un diagnóstico precoz que permita tratarlo a tiempo. La respuesta no debe ser muy difícil, ¿verdad?.

Un secreto para que no duela tanto la mamografía es realizarla 8- 10 días después de la menstruación, ya que previo a la menstruación y, con el cambio hormonal, las mujeres –generalmente- sienten las mamas más sensibles y más densas de lo habitual.

La mayoría de los cánceres, si son detectados a tiempo, tienen un muy buen pronóstico. Es el tiempo el que muchas veces juega un rol importante en contra.

Algunos exámenes que permiten detectar el cáncer de mama en la actualidad son la mamografía, la ecografía mamaria, la RM mamaría y la cintigrafía mamaria con MIBI. A excepción de la ecografía mamaria, todos ellos son realizados por tecnólogos médicos.

Es importante advertir que hoy, el cáncer de mama no sólo afecta a las mujeres. En un 1% también a los hombres.

En caso de alguna cirugía mamaria, hoy en Puerto Montt, gracias al Servicio de Medicina Nuclear, se cuenta con la marcación de ganglio centinela, método que permite a la paciente una mejor recuperación mediante una operación menos invasiva y un pronóstico certero del avance del cáncer de mama.

Sin embargo, lo realmente significativo a considerar es que el futuro está en sus manos. Por lo anterior, es que es necesario diagnosticar a tiempo y, por lo mismo, realizarse exámenes preventivos de salud cada año, para llegar a la tercera edad de manera más segura, tranquila, saludable y feliz.