Puerto Montt entrega herramientas laborales a mujeres inmigrantes de Haití.

16 mujeres provenientes de Haití fueron parte del curso “Labores domésticas para mujeres extranjeras” que durante 3 semanas impartió la nueva Oficina de Inmigración de la Ilustre Municipalidad de Puerto Montt.

El curso consistió en talleres sobre cocina local, un apoyo laboral que se transforma en una herramienta para conseguir trabajo o realizar algún emprendimiento y que surgió a partir de las necesidades e inquietudes manifestadas por las mismas beneficiarias.

Jacquelin Paz, directora de Desarrollo Comunitario, destacó el logro que significa capacitar y certificar a mujeres inmigrantes provenientes de Haití, porque cumple con el mandato del Alcalde Gervoy Paredes Rojas de construir una comuna inclusiva.

“Nos sentimos orgullosos hoy día. Se concreta con las primeras certificaciones que entrega la municipalidad y ellas ya van a poder cumplir labores de casa, en familias puertomontinas. Tenemos dos trabajando, que hoy día no están presente porque están trabajando y una tercera que hoy día es su primer día de trabajo. Así es que esta es otra misión y otra de las tareas de nuestro alcalde que se cumple, más en pos de la integración y la inclusión social”, destacó.

BENEFICIARIAS

Una de las beneficiarias, Gabriel Plenette, quien además, servía de intérprete entre la monitora y sus compañeras, manifestó su agradecimiento a todos quienes hicieron posible la ayuda para ella y sus compañeras.

“En tres semanas yo aprendÍ cómo preparan la cocina chilena. Quiero agradecer a quienes me enseñaron, que me ayudaron en el curso”, dijo.

Lorena Pinto, monitora del curso, agradeció la oportunidad de ser parte de una iniciativa llena de tanta humanidad hacia quienes más lo necesitan.

“Importante, porque es un aporte para que ellas, como haitianas, como mujeres, se inserten en nuestra sociedad, aparte de enseñarles un poco nuestra cultura, que ellas vayan aprendiendo y se vayan interiorizando y abrirle las puertas, porque toda persona tiene derecho a elegir el lugar donde vive y uno tiene, como ser humano, que acogerlas y tratar de ayudar en lo posible. Así es que estoy muy orgullosa de ellas y yo de haber sido un aporte en este proyecto”, indicó.

La Oficina de Inmigración es parte del Departamento de Inclusión de la Municipalidad y tiene por objetivo fomentar la participación organizada de las personas inmigrantes con la finalidad de impulsar el empoderamiento de sus derechos y el ejercicio de sus manifestaciones culturales.