ALERTA SANITARIA POR CONTAMINACIÓN DEL AIRE EN PUERTO MONTT.

Juan Cristóbal Guerrero San Martín

Director de Carrera de Kinesiología

Universidad San Sebastián Sede De la Patagonia

 

Según la encuesta nacional de contaminación del Ministerio de Medio Ambiente, el 38,3% de la población considera que la contaminación del aire, es el problema más importante asociado a la contaminación ambiental en Chile, una cifra similar se muestra en la macro zona sur, donde está inmersa la ciudad de Puerto Montt. Esto claramente influenciado por los 11 episodios de pre-emergencia y emergencia ambiental del año 2017 y los 11 episodios ya reportados en lo que va del 2018. En la macro zona sur, la contaminación medio ambiental de aire, está dada en un 80% por el consumo de calefactores a leña, particularmente aquellos que no usan leña de buena calidad, considerando buena calidad como un porcentaje de humedad mejor al 20%, no necesariamente certificada y el 95% de la presencia del material particulado 2,5, el más pequeño y el que más afecta la salud y que puede aumentar las enfermedades respiratorias y cardiorrespisatorias en niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con patologías crónicas, entre otras,  aumentando hasta en un 12% el aumento relativo de la mortalidad diaria. Todo esto está dado por el consumo de la leña. Esta situación no es una novedad para las personas que habitan las terrazas más altas de la ciudad de Puerto Montt, menos una novedad para aquellas que habitan en la ciudad de Osorno, en ambas, los episodios con altos índices de contaminación son evidentes, y es que se combina el fenómeno de la inversión térmica y las bajas temperaturas que incrementan la necesidad de calefaccionarnos. Además, está demostrado que los episodios de contaminación ambiental más altos se presentan al final de la noche y entre las 18 y las 24, horarios donde eventualmente las temperaturas son mas bajas.

Es por esto que el Ministerio de Salud por medio de la Seremi de la misma cartera, han definido para la ciudad de Puerto Montt una alerta sanitaria en el radio urbano y hasta 5 kilómetros a la redonda del mismo, la que busca garantizar el acceso a la promoción y protección y recuperación de la salud y le otorga a este organismo la posibilidad de tomar medias extraordinarias, particularmente para los episodios de pre-emergencia y emergencia ambiental, las que serán declaradas según el pronóstico que se realice utilizando las proyecciones de contaminación, según el pronóstico del tiempo y la inversión térmica, agregados varios factores más. Esto sugiere además la constitución de un comité operativo para el análisis de la situación por parte de distintos actores público-privados.

La declaración de alerta ambiental, no es nueva en el sur de Chile, y es que ya ocurrió hace alrededor de 10 años en la ciudad de Temuco y hace un poco más de dos años en la ciudad de Osorno, transformándose por ende en el primer paso hacia una agenda para la implementación de un Plan de Descontaminación del Aire.

Entonces, es necesario saber qué involucra en lo práctico la alerta sanitaria para los episodios ya mencionados, es así como para una pre-emergencia ambiental se decreta la prohibición de funcionamiento de fuentes fijas industriales y comunitarias (calderas por ejemplo) que utilicen combustibles sólidos como leña, chips, carbón, etc., entre las 18 y las 24 horas. Se prohíbe la realización de actividad física al aire libre, pudiendo solo desarrollarse entre las 11:00 y las 19:00 horas, esto incluye la realización de clases de Educación física en las instituciones educacionales. Para los periodos de emergencia ambiental, se agrega a lo ya mencionado la prohibición de emanación de humos visibles de artefactos unitarios residenciales a leña dentro del radio urbano, entre las 18:00 y las 24:00 horas.

Dada la situación de nuestra ciudad, no podemos más que prepararnos para este invierno, ya lo hicimos con la vacunación, ahora nos corresponde hacerlo con las medidas que eviten la contaminación intra-domiciliaria (tabaco dentro del hogar, secado de ropa dentro de hogar, falta de ventilación) y con las medidas que eviten a aumentar un problema de salud pública asociado a la contaminación medioambiental del aire. Es probable que no podamos hacer grandes inversiones en calefactores nuevos o que no utilicen biomasa, pero su podemos mejorar las condiciones de nuestra leña, considerando adquirirla lo más seca posible (que se sienta liviana), que las medidas de almacenamiento sean las más adecuadas, por ejemplo, en lugares que le alejen de la lluvia, instalarla separada del suelo y dejando espacio para la circulación de aire entre cada trozo. Informarnos de la situación de la calidad del aire por las vías que dispone el ministerio de medioambiente en su página web y/o en la web del sistema de información nacional de calidad del aire (SIMCA) https://sinca.mma.gob.cl/.

El llamado es a tomar atención a esta y otras medidas que ayuden a disminuir la contaminación medioambiental de aire en nuestra región y en nuestra comuna, en pro de nuestra salud y la salud de nuestra comunidad.