Tejedoras de Carretera Austral preparan sus productos para temporada estival

 La Ruta de las Tejedoras es el nombre de la agrupación de 13 mujeres textileras de la Carretera Austral que ya por tercer año consecutivo han recibido el apoyo de la Fundación Artesanías de Chile a través del programa“mejora a la empleabilidad de artesanos y artesanas de zonas rurales”, proyecto financiado por la Subsecretaria del Trabajo y cuyo objetivo es rescatar oficios tradicionales y patrimoniales, agregar valor al trabajo artesanal, capacitar integralmente a las beneficiarias e insertarlas en mercados nacionales e internacionales.

Estas capacitaciones se desarrollaron en siete talleres artesanales en las localidades de Metri, Lenca y Chaica, cuyas beneficiarias se encuentran hoy finalizando el tercer año de apoyo a la empleabilidad a través del Ministerio del Trabajo.

El pasado jueves se realizó la última clase taller, que contó con la visita del Seremi del Trabajo y Previsión Social Claudio Villanueva y de Catalina Cura, profesional analista de la subsecretaria del trabajo, quienes compartieron con las beneficiarias  y representantes de la Fundación Artesanías de Chile, escuchando sus experiencias y testimonios en torno a esta nueva oportunidad de negocios.

El Seremi del Trabajo Claudio Villanueva, compartió con las beneficiarias y sostuvo que “estamos muy contentos de llegar hasta Lenca para reunirnos con las tejedoras de la carretera austral y darnos cuenta de cómo han avanzado en estos años, tanto en el manejo del oficio y traspaso de conocimiento a nuevas generaciones, como la participación en ferias nacionales e internacionales y la proyección que este grupo de mujeres hace sobre su futuro para aplicar todo lo aprendido en estos talleres, esperamos que tengan mucho éxito en la próxima temporada estival que se avecina, participando en las fiestas costumbristas y en las ferias artesanas les que se desarrollan en la zona”.

El primer año las beneficiarias trabajaron en el mejoramiento técnico de su oficio, desde el cuidado de las ovejas, hasta el control de calidad de los tejidos, pasando por escarmenado, lavado, teñido, almacenamiento y control de plagas. El segundo año se pudieron desarrollar y fortalecer habilidades asociativas, comerciales y de gestión de proyectos que les permitieron generar nuevos canales de comercialización de productos. Además las tejedoras realizaron una gira técnica a la localidad de San Carlos a visitar la “Ruta Huilliche”, donde vivieron la experiencia de recorrer la ruta y de evaluar el modelo de gestión utilizado por la comunidad.

Este año 2017 finaliza con la inauguración de un punto de venta “Ruta de las Tejedoras”, ubicado en la localidad de Chaica, carretera austral y la participación de las artesanas en la Feria Aquí Hay Santiago y la Feria de Artesanía Tradicional de la U. Católica.