Las últimas innovaciones en las “Smart home” o “Casas Inteligentes”

Las últimas innovaciones en las “Smart home” o “Casas Inteligentes”

En materia de diseño, la principal tendencia en este tipo de construcciones, apunta al desarrollo de proyectos sustentables que buscan aprovechar al máximo el uso del agua, la conservación térmica y la ventilación eficiente. 

El desarrollo de tecnologías cada vez más innovadoras está cambiando la forma en que se vive. Llegado el día cualquiera podrá comunicarse con su casa como hoy lo hace con su teléfono. Pedir, a través de una aplicación, que en la mañana se enciendan las luces a una determinada hora o que apenas salga el sol, se suban las persianas.

Tendencia arquitectónica que apunta a la consolidación del concepto de “Smart home” o “Casa Inteligente” y que busca lograr una gestión más eficiente de los recursos, aumentar el confort y mejorar la calidad de vida. Un tipo de hogar en el que su mobiliario y electrodomésticos, en muchos casos, serán manejados a través de la interfaz de un teléfono, tablet o relojes inteligentes.

Según explica, Sergio Figueroa Vitta, académico de la Escuela de Arquitectura de la U. Andrés Bello (UNAB), la arquitectura se encamina a paso firme a la consolidación del concepto arquitectónico de domótica, es decir, el conjunto de técnicas orientadas a automatizar la vivienda y la cual integra la tecnología a los sistemas de seguridad, gestión energética, bienestar y comunicaciones.

“Hasta ahora ha predominado la implementación de lectores de huellas para los accesos, cámaras autónomas que registran actividades las 24 horas del día, y en menor escala, equipos de climatización, pero todo parece indicar que la tecnología seguirá avanzando, pero apuntará fuertemente a la automatización de los procesos básicos”. 

Tendencias en diseño y sustentabilidad 

En materia de diseño, la principal tendencia en este tipo de construcciones, apunta al desarrollo de proyectos sustentables, a través de renovaciones energéticas que buscan aprovechar al máximo el uso del agua, la conservación térmica y la ventilación eficiente. Aspecto donde, según Figueroa, es vital una renovación de ciertos cánones arquitectónicos.

“El desarrollo de proyectos sustentables requiere de un análisis previo por parte de la arquitectura, ya que es ella la responsable de su eficiencia por medio del diseño. En este sentido, la tecnología no se puede hacer cargo de los errores de una arquitectura mal proyectada o planificada, sino que viene a complementar y aportar al uso con mayor comodidad”, puntualizó Figueroa.

Las llamadas casas tipo “mediterráneo”, suelen ser el estilo predominante en las “Smart Home”. En ellas, resaltan las plantas libres, espacios muy amplios y abiertos, grandes voladizos y volúmenes que sobresalen unos de otros. En este sentido, explica el especialista de la UNAB, “el objetivo apunta a consolidar un producto que sea de masas, generando más expectativas en el mercado y promoviendo el desarrollo  de más productos de este tipo”.

Hackeo e infraestructura

Debido a que es la conexión a Internet, a través de sensores, la que dota de inteligencia a los sistemas, de una casa inteligente, el mayor problema que enfrenta es el problema de ser hackeado y convertirse en una casa fría y mecánica. “Hay un gran potencial en la vivienda interconectada, sobre todo en términos de sustentabilidad, pero el objetivo final debe ser el que estos dispositivos hagan sentir bien a sus habitantes, seguros, además de ofrecerles un lugar acogedor para vivir”, asegura Figueroa.